Militares mexicanos arrestaron al capo del Cartel del Pacífico con incautación histórica de droga

CIUDAD DE MÉXICO.— Un presunto capo narcotraficante líder del Cártel del Pacífico en el estado de Sinaloa fue detenido por Ejército mexicano, la Guardia Nacional y agentes de la Fiscalía General de México, quienes le decomisaron los 118 kilogramos de pasta pura del opioide fentanilo, y un laboratorio para producir droga sintética.

Armando N. (letra que protege el apellido), alias el Inge, fue detenido por uniformados castrenses que le decomisaron la droga sintética, con potencia superior a la morfina, que “es considerado el aseguramiento de fentanilo puro más importante de la historia, superando los 970 millones de pesos (unos 48 millones de dólares) en el mercado” , dijo la Secretaría de la Defensa en un comunicado.

El domingo 2 de noviembre pasado, un juez federal competente ordenó la vinculación a proceso por el delito de delincuencia organizada contra el presunto capo, junto con cuatro de sus supuestos cómplices, quienes fueron detenidos el 28 de octubre de 2021, pero la Defensa Nacional informó de la operación hasta el 4 de noviembre.

El laboratorio confiscado puede producir mensualmente “70 kilogramos de pasta base de fentanilo”, detalla el parte de la Defensa.

Las autoridades de la Defensa explican que de cada kilogramo de pasta de fentanilo “se pueden producir hasta un millón de pastillas”.

La operación militar fue realizada en el marco de la llamada Estrategia Nacional de Prevención de Adicciones Juntos por la Paz.

La detención de los supuestos integrantes de una célula de alto nivel del crimen organizado en Sinaloa, cuna del narcotráfico mexicano, es el resultado de investigaciones ministeriales realizadas por la Fiscalía General mexicana “y actividades de inteligencia”, detalla el reporte.

Los militares lograron ubicar un inmueble empleado como “laboratorio de droga sintética”, en el cual se ocultaban los integrantes de la célula delictiva.

También fue descubierto otro inmueble utilizado como centro de acopio y tres lugares más, donde operaba el grupo del crimen organizado que procesa esa droga que se exporta al mercado ilegal de drogas de EEUU, país donde el consumo de ese opioide sintético, altamente adictivo, es un problema mayúsculo de salud pública por las muertes por sobredosis.

Decomiso de drogas y armas

Los militares interceptaron “cuatro bolsas de sustancias químicas precursoras de pasta de fentanilo”.En laboratorio fueron hallados “dos kilogramos de un compuesto químico con características similares al Inositol”.Los delincuentes estaban en posesión de una arma de largo alcance, cuatro armas cortas, más de mil cartuchos de diversos calibres y dos vehículos.

En dinero en efectivo que portaban eran 86.000 pesos (unos 4.300 dólares), 14.660 dólares en moneda estadounidense, 160 bolívares, moneda venezolana, y utensilios para la elaboración de drogas sintéticas.

Se presume que la actividad de ese grupo criminal consistía en la producción mensual de aproximadamente 70 kilogramos de pasta base.

Esa cantidad de droga sintética puede arrojar “la confección de 70 millones aproximadamente de pastillas de fentanilo, para abastecer al Cártel del Pacífico, contando con presencia logística tanto nacional, como internacional”, calcula la Defensa.

Los arrestos y el decomiso ocurre a casi un mes de que México y EEUU acordaron una alianza contra el narcotráfico y la violencia homicida, en el primer Diálogo de Alto Nivel en Seguridad.

El 8 de octubre, en la capital mexicana, el secretario estadounidense de Estado, Anthony Blinken, el titular Seguridad Nacional de EEUU, Alejandro Mayorkas; y el fiscal general de ese país, Merrick Garland, firmaron con el canciller mexicano Marcelo Ebrard un documento en el se comprometieron a “incrementar las acciones bilaterales y paralelas para debilitar a los actores ilícitos y sus redes financieras” como el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Esa organización delictiva opera a través del puerto de Manzanillo (costa mexicana del Pacífico) y sus alrededores.

Las referidas mafias fueron señaladas como principales “responsable del tráfico de una proporción significativa del fentanilo y otras drogas mortales que ingresan a EEUU”, dijeron ambos Gobiernos en una declaración conjunta.

Aquella ocasión, la delegación de la Casa Blanca fue enfática en mencionar expresamente el creciente tráfico de fentanilo por las costas de Manzanillo (centro-oeste).Las muertes de sobredosis de drogas en EEUU alcanzaron la cifra récord de 93.000 el año pasado 2020, informó la Casa Blanca.

La cifra superó en casi 30% las 72.000 muertes de sobredosis en 2019.El fentanilo fue creado para tratar dolores intensos de enfermedades, como el cáncer, pero la venta ilícita ha aumentado y es mezclado con otros fármacos mortíferos. (Agencias)

Deja una respuesta

dos × tres =