Siria rechaza petición de la Liga Árabe para que renuncie Al Assad

El ministro de Relaciones Exteriores libanés, Adnan Mansour, criticó la medida de la Liga, diciendo que sus ministros habían tenido un acercamiento «desbalanceado» a la crisis al ignorar la violencia perpetrada por los opositores de Assad.

Damasco no ha rechazado la decisión de la Liga de mantener observadores árabes en Siria un mes más, dijo Mansour, aunque los críticos dicen que su presencia no ha logrado detener el baño de sangre y sólo le dio más tiempo a Assad para reprimir a sus opositores. Pese a todo, muchos sirios siguen siendo desafiantes.

Decenas de miles de personas salieron el lunes en Douma, un suburbio de Damasco, bajo la protección de los combatientes del rebelde Ejército Sirio Libre para velar a 11 personas asesinadas por las fuerzas de seguridad, dijeron activistas y un residente.

Las fuerzas de seguridad, aparentemente buscando evitar una confrontación, se mantuvieron afuera del área, donde habían surgido enfrentamientos durante la noche.

El general sudanés que dirige la misión de observadores dijo que la violencia había caído en el último mes, contradiciendo reportes de activistas sirios que dicen que al menos 600 personas murieron.

«Después de la llegada de la misión, la intensidad de la violencia comenzó a disminuir», dijo Mohammed al-Dabi en una conferencia de prensa en la Liga Arabe, con sede en El Cairo, agregando que los observadores habían registrado sólo 136 muertes de ambos bandos desde que su trabajo comenzó.»Nuestro trabajo era chequear qué está ocurriendo en el terreno y no investigarlo», agregó.

Su papel como jefe de los observadores ha disgustado a los críticos de Assad debido a que había ocupado puestos gubernamentales y militares en Sudán, incluyendo Darfur, donde el fiscal de la Corte Penal Internacional dice que el Ejército cometió crímenes de guerra y Naciones Unidas afirma que 300 mil personas habrían muerto.

Arabia Saudita, un adversario de Irán, aliado de Siria, minó la credibilidad de la misión al retirar a sus propios observadores el domingo, acusando a Damasco de desafiar un plan de paz anterior de la Liga Arabe.

Respondiendo al nuevo plan de la Liga revelado el domingo en El Cairo, una fuente oficial siria dijo a la agencia de noticias estatal Saná que la iniciativa, que pidió a Assad que renuncie y deje a su vice a cargo hasta las elecciones, era una «conspiración contra Siria». «Siria rechaza las decisiones del consejo ministerial de la Liga Arabe (…) y las considera una violación de su soberanía nacional y una interferencia flagrante en sus asuntos internos», dijo la fuente.

Naciones Unidas dice que más de 5 mil personas murieron a manos de las fuerzas de seguridad desde que una revuelta anti-Assad comenzó en marzo.

Las autoridades afirman que están combatiendo a «terroristas» con respaldo internacional que han matado a más de 2 mil soldados y policías.

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario