McMaster planea contrarrestar el poderío militar ruso

El presidente de EEUU, Donald Trump, nombró como nuevo consejero de seguridad al general Herbert McMaster y lo describió como una persona con mucha experiencia, talentosa y muy respetable.

En el Pentágono lo consideran uno de los más importantes estrategas del Ejército estadounidense.

odavía es muy pronto para calificar cuán útil será el general McMaster en el rol de consejero  presidencial para la seguridad nacional de EEUU, sin embargo la reputación del militar para los medios norteamericanos ya es “intachable”, opina Alexandr Jrolenko en su artículo para Sputnik.

McMaster está preparado para corregir los errores que cometió la corriente conservadora del Pentágono,  tiene planes para la reducción de las fuerzas terrestres y un plan de 10 años para desarrollar nuevos conceptos y estrategias globales en la contrainsurgente guerra en Irak y Afganistán.

McMaster fue el primero en enfatizar que mientras sus tropas luchaban en Afganistán e Irak, Rusia estudiaba las capacidades y deficiencias del ejército americano y comenzó un ambicioso y exitoso plan de modernización.

La estrategia del general es la de promover la política de ‘dominio cruzado’, según la cual las tropas terrestres serán capaces de golpear una amplia gama de objetivos.

En el Comité Senatorial de Servicios Armados, McMaster expresó que “Rusia tiene una gran variedad de misiles guiados y no guiados y también sistemas de artillería que superan en términos del alcance y efecto los sistemas de artillería del ejército de EEUU”.

A McMaster también le preocupan las bombas termobáricas, el sistema de protección activa de los tanques T-90 equipados con radares móviles, los sistemas de misiles antiaéreos, la combinación eficaz de vehículos aéreos no tripulados, las herramientas cibernéticas de ataque y los nuevos sistemas de guerra electrónica fabricados en Rusia.

“Hoy en día el Pentágono piensa que el esfuerzo de Rusia en el mejoramiento y modernización de sus armas nucleares y la situación en el este de Ucrania y en Siria, dan lugar a cambios importantes en el Ejército de EEUU.  Y con el nuevo asesor de seguridad nacional  de EEUU se dará el impulso necesario para reforzar la militarización del país”, destaca el autor.

 

 

Deja una respuesta