Más de 200 empresas tienen vínculos con asentamientos ilegales israelíes

GINEBRA (Reuters) – La oficina de derechos humanos de Naciones Unidas dijo el miércoles que hasta ahora identificó a 206 empresas que hacen negocios vinculados con asentamientos israelíes ilegales en Cisjordania y los llamó a evitar cualquier complicidad en violaciones “generalizadas” contra los palestinos.

Israel teme que empresas en la “lista negra” de la ONU puedan ser blanco de boicots o desinversiones para aumentar la presión sobre los asentamientos, que la mayoría de los países y el órgano mundial los consideran ilegales.

“Las empresas juegan un papel central para consolidar el establecimiento, mantención y expansión de los asentamientos israelíes”, dijo la ONU en un informe. Los asentamientos alteran la composición demográfica del territorio palestino ocupado, capturado por Israel en 1967, y amenazan el derecho de los palestinos a la autodeterminación, sostuvo.

La mayoría de las empresas, 143, tienen domicilio en Israel o en los asentamientos, mientras que 22 tienen sede en Estados Unidos, agregó. El resto tiene sus sedes en otros 19 países, incluyendo a Alemania, Holanda, Francia y Reino Unido. El reporte, que no mencionó a las compañías, pero afirmó que 64 de ellas han sido contactadas hasta ahora, sostuvo que el trabajo en la producción de una base de datos de la ONU “no pretende constituir un proceso judicial de tipo alguno”.

Pero los negocios que operen en el área ocupada tienen la responsabilidad de realizar una auditoría y considerar “si es posible operar en un ambiente como ese de una forma que respete los derechos humanos”, dijo.

El mandato de la oficina era identificar empresas involucradas en la construcción de asentamientos, vigilancia, servicios como transporte y operaciones bancarias y financieras, como préstamos para viviendas, que puedan plantear inquietudes sobre derechos humanos.

Las violaciones a los derechos humanos asociadas con los asentamientos son “generalizadas y devastadoras, alcanzando todas las facetas de la vida palestina”, reza el reporte, que citó restricciones a la libertad de religión, movimiento y educación y una falta de acceso a la tierra, el agua y los empleos.

La misión de Israel en Ginebra dijo el miércoles que estaba preparando un comunicado en respuesta al informe de la ONU. No hubo una reacción inmediata de su principal aliado, Estados Unidos.

Deja una respuesta