Maduro emplaza a la UE a rectificar o “con ustedes no habrá más ningún trato”

Gobierno venezolano afirma que, pese a su interés por mejorar sus lazos con toda Europa, no tendrá tratos con la UE hasta que corrija su política en su contra.

“Ya se habían dado pasos importantes, pero así no, así no. O ustedes rectifican o con ustedes no hay más nunca ningún trato de ningún tipo, ningún tipo de diálogo con la Unión Europea [UE], ha aseverado este miércoles el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un acto de trabajo transmitido por la cadena estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Sus comentarios se han producido en alusión al anuncio del lunes del Consejo de la UE sobre la aplicación de nuevas sanciones contra 19 funcionarios venezolanos , que pasarán a engrosar la “lista de personas sujetas a medidas restrictivas” por su papel en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2020, alegando que no cumplieron los estándares democráticos en dichos comicios.

El Gobierno venezolano, a modo de respuesta a tal “injerencia y sesgo” del bloque comunitario, había declarado horas antes, esta misma jornada, persona non grata a la embajadora de la UE en Venezuela, Isabel Brilhante Pedrosa, y le dio un plazo de 72 horas para abandonar el país caribeño.

Por su parte, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, durante una reunión celebrada este mismo miércoles, con los representantes de cuatro países europeos, a saber, Alemania, Francia, España y Países Bajos, ha hecho entrega de las correspondientes cartas de protesta  por la política de sanciones contra Caracas.

No obstante, Maduro ha señalado que el Gobierno venezolano no hubiera querido emitir el ultimátum a la representante de la UE, sino que más bien lo ha hecho “en contra de su voluntad”, puesto que Caracas quiere “tener las mejores relaciones con toda Europa, pero no podemos aceptar que nadie venga a ofender a Venezuela”.

De igual modo, el presidente venezolano ha lamentado las ínfulas de superioridad y la visión colonialista de la UE sobre América Latina, insistiendo en que, como ya ha manifestado en muchas ocasiones con anterioridad, los europeos son bienvenidos a Venezuela, siempre y cuando respeten a este país, así como a su democracia, a sus instituciones y a su dignidad.

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano en ser sancionado por la UE, que, desde entonces, ha aprobado medidas contra 55 funcionarios venezolanos, entre las que figuran la prohibición de viajar a su espacio y la congelación de activos.

Las autoridades venezolanas han denunciado en reiteradas ocasiones la clara subordinación de Bruselas a la estrategia de máxima presión de EE.UU. 

Deja una respuesta