Maduro anuncia la detención de espía de EEUU en refinería petrolera

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la captura de un presunto espía de EEUU, con armas de alto calibre, en refinerías de petróleo en el estado Falcón (norte) y denunció la existencia de un plan para provocar una explosión.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, detalló a los medios que el detenido es un marine que había prestado servicio a la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. en Irak.

Quería informar (…) que hemos capturado el día de ayer en el estado Falcón a un espía estadounidense, espiando en el estado Falcón, las refinerías de Amuay y de Cardón. Están todas las pruebas, las fotografías, los vídeos”, dijo Maduro en un acto del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), transmitido el viernes por la televisión estatal.

El arrestado, cuya identidad no fue revelada, según los datos facilitados por Maduro, portaba “armamento pesado” y “especializado”, tenía una “gran cantidad de dólares en efectivo, y otros elementos”, los cuales pasaron “directamente” al Ministerio Público.

Esto se suma, explicó el presidente, a un plan desvelado por el vicepresidente y ministro del Petróleo, Tareck El Aissami, hace dos días, a través del que se pretendía generar una explosión en la refinería El Palito, una de las más grandes del país suramericano.

Todo esto supone, en opinión de Maduro, “una guerra de venganza del imperio gringo contra Venezuela”, que busca que el país no produzca los derivados del petróleo.

En mayo, las autoridades venezolanas capturaron a exmarines involucrados en una acción fallida de golpe de Estado contra Maduro.

Esta detención tiene lugar en momentos en que Venezuela intenta paliar una crisis de combustible —producto de las sanciones estadounidenses— con la ayuda de Irán. El país persa ha enviado dos barcos con gasolina que están en camino tal y como en mayo y en junio, cuando mandó cinco petroleros y un barco con alimentos.

Agencias

Deja una respuesta