Los últimos rebeldes de Homs comienzan a evacuar la ciudad siria

AFP

Cientos de rebeldes y civiles empezaron a ser evacuados este sábado del barrio de Waer, último bastión de los insurgentes en la ciudad siria de Homs (centro del país), controlada casi en su totalidad por el régimen, constató la AFP.

La evacuación, cuyo objetivo es la salida de miles de rebeldes y de sus familias, durará varias semanas, según un acuerdo que concluyeron la semana pasada el régimen y la rebelión bajo la supervisión de Rusia, principal aliado de Damasco.

Soldados y vehículos rusos estaban presentes en las inmediaciones de Waer el sábado por la mañana cuando empezó la evacuación, constató un corresponsal de la AFP.

Según el acuerdo, deben desplegarse tropas rusas (entre 60 y 100 hombres) en el barrio para supervisar la aplicación del acuerdo y la seguridad de los habitantes.

El periodista de la AFP vio salir de Waer al menos tres autobuses verdes con decenas de combatientes a bordo, llevando cada uno de ellos un arma, y de civiles, entre ellos muchos niños.

Entre 400 y 500 rebeldes tienen que ser evacuados de Waer el sábado, según una fuente oficial.

La operación permitirá que el régimen del presidente Bashar al Asad consiga controlar totalmente la tercera ciudad de Siria, conocida como “la capital de la revolución” al principio de la revuelta, en 2011, cuando tuvieron lugar manifestaciones pacíficas masivas contra el Gobierno.

La mayoría de los rebeldes fueron expulsados de la ciudad en 2014, tras dos años de intensos bombardeos y de un asfixiante asedio por parte de las tropas gubernamentales. El barrio siguió, sin embargo, en manos rebeldes.

En estos últimos meses, intensos ataques aéreos mataron a docenas de personas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Según esta oenegé, en total 12.000 personas, entre ellas 2.500 rebeldes, tiene que abandonar Waer tras el acuerdo.

Estos evacuados se dirigirán probablemente hacia el norte de la provincia de Homs, hacia en Jarablos, en la provincia septentrional de Alepo, o hacia la región de Idlib, último gran bastión de los rebeldes

 

Deja una respuesta