Los europeos no pueden ser “espectadores” frente a la carrera armamentística mundial, dice Macron

El presidente francés Emmanuel Macron consideró el viernes que los europeos no pueden ser meros “espectadores” de la carrera armamentística mundial e instó a sus socios a participar en la política francesa de disuasión y a crear “una agenda internacional de control de armamentos”.

“Francia movilizará a los socios europeos para sentar las bases de una estrategia internacional común que podremos proponer en todos los foros en los que Europa es activa”, declaró Macron en un discurso muy esperado sobre la estrategia de defensa y disuasión nuclear francesas, en el que subrayó que París redujo el tamaño de su arsenal a menos de 300 ojivas nucleares.

Los europeos no pueden “limitarse a un papel de espectadores” frente a la carrera armamentística nuclear, destacó, en presencia de los ministros de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian; del Ejército, Florence Parly, y de numerosos diplomáticos extranjeros.

– Erosión jurídica internacional –

El mundo enfrenta “una competición global entre Estados Unidos y China”, una “erosión acelerada del orden jurídico internacional” y la desintegración de la arquitectura de control de armamentos en Europa, un conjunto de desafíos a los que los europeos deben, según Macron, responder con una “mayor autonomía estratégica”.

“Francia está convencida de que la seguridad a largo plazo de Europa pasa por una alianza fuerte con Estados Unidos”, insistió, dos meses después de una muy tensa cumbre de la Alianza Atlántica (OTAN). “Pero nuestra seguridad pasa también, inevitablemente, por una mayor capacidad de acción autónoma de los europeos”, matizó.

Washington denunció el tratado firmado por Rusia y Estados Unidos en 1987 sobre las armas nucleares de alcance intermedio (INF), que prohibía los misiles con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros, lo que colocó a Europa en el centro de una potencial carrera armamentística.

“Si una negociación y un tratado más amplios son posibles, lo deseamos”, señaló el presidente francés. “Los europeos deben ser parte interesada y firmantes del próximo tratado, porque se trata de nuestro territorio”, recalcó Emmanuel Macron.

Además, Estados Unidos amenazó con no renovar el tratado New Start sobre armamento estratégico nuclear, cerrado en 2010 y que expirará en 2021.

– Dimensión europea –

Macron propuso además un “diálogo estratégico” sobre el papel de la “disuasión nuclear francesa” para la seguridad de Europa.

Francia es el único país de la Unión Europea que posee el arma atómica, una vez consumado el Brexit, la salida del Reino Unido del bloque europeo.

El jefe de Estado francés aseguró que la capacidad nuclear francesa “refuerza la seguridad de Europa por el hecho de existir y tiene también una dimensión auténticamente europea”. Asimismo, invitó a los socios europeos que lo deseen a unirse “a los ejercicios de las fuerzas francesas de disuasión”.

Un responsable de los conservadores alemanes de la canciller Angela Merkel se expresó el lunes a favor de que la UE cuente, en un futuro, con su propia fuerza de disuasión nuclear, y sugirió que se ponga en común el arsenal atómico francés.

Sin embargo, un experto próximo al dosier explicó a la AFP que la cuestión no debería enfocarse como una suerte de “paraguas nuclear francés”, sino que habría que reforzar “la dimensión europea de la disuasión francesa” e impulsar una “cultura de disuasión común en Europa sin tener al amigo estadounidense presidiendo la mesa”.

AFP

Deja una respuesta