Londres alerta de una escalada de tensión “no intencionada” entre Irán y EEUU

La tensión subía este lunes en el Golfo donde varios navíos fueron objeto de “actos de sabotaje”, según Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, mientras el jefe de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo modificó su agenda para discutir sobre Irán con los responsables europeos.

“Estamos muy preocupados por el riesgo de que haya un conflicto por accidente a raíz de una escalada involuntaria entre Estados Unidos e Irán en el contexto del enfrentamiento por el acuerdo nuclear con Teherán y las fricciones sobre buques petroleros en la región”, afirmó el canciller británico, Jeremy Hunt, antes de reunirse con sus homólogos europeos y Pompeo en Bruselas.

A esa ciudad se espera que viaje hoy el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, para hablar con los europeos sobre la situación del acuerdo para que Teherán no desarrolle armas nucleares, del que se ha desentendido Washington.

Fuentes comunitarias confirmaron a Efe que Pompeo no participará en el Consejo aunque se está estudiando la posibilidad de que en los márgenes del mismo haya un encuentro.

Hunt dijo que mantuvo con el jefe de la diplomacia estadounidense “buenas discusiones” sobre la cuestión iraní la semana pasada en Londres, y agregó que hoy “compartiremos esas preocupaciones con la UE y Pompeo”.

“Lo que necesitamos es calma, que todo el mundo entienda lo que la otra parte está pensando y, sobre todo, asegurarnos de que Irán no vuelva al camino de la renuclearización”, comentó Hunt.

“Porque si Irán se convierte en una potencia nuclear, sus vecinos es probable que se conviertan también, y ya es la región más inestable en el mundo. Sería un paso en la dirección equivocada”, agregó.

Hunt recalcó que mantiene una “preocupación real de una escalada de tensión que no es intencionada”, pero que a su juicio “puede acabar en una situación mucho más grave”.

Irán advirtió hoy contra “los complots para perturbar la seguridad regional”, después que Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos denunciasen que cuatro buques petroleros fueron objeto de un “sabotaje” el domingo en un puerto emiratí.

Igual que Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita no designó a ningún responsable. Ambos países tampoco detallaron de qué tipo de “actos de sabotaje” se trata.

Por ahora, estos actos de sabotaje son un misterio.

Además, Teherán ha amenazado con bloquear el estratégico estrecho de Ormuz si las sanciones impuestas por EEUU tras retirarse del acuerdo nuclear de 2015 impiden sus exportaciones de petróleo, vitales para la economía del país.

– Refuerzos estadounidenses –

El anuncio de estos incidentes por parte de dos aliados cercanos de Washington llega en un contexto de nuevas tensiones entre Estados Unidos e Irán tras el refuerzo de sanciones estadounidenses contra Teherán, que suspendió por su parte algunos de los compromisos sobre su programa nuclear.

El viernes, Estados Unidos anunció el envío a la zona de un navío de guerra transportando vehículos, sobre todo anfibios, y de una batería de misiles Patriot, que se añaden al despliegue de un portaaviones y de bombarderos B-52.

El domingo, el departamento de Estado indicó por su parte que el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, había decidido reunirse el lunes en Bruselas para hablar de “cuestiones urgentes”, y en particular de Irán, con responsables europeos.

En consecuencia anuló una visita prevista a Moscú, indicó un responsable estadounidense.

Pompeo ya había anulado en los últimos días sus visitas previstas a Berlín y Groenlandia para abordar la cuestión iraní.

El ministro francés, Jean-Yves Le Drian, consideró a su llegada al Consejo “muy preocupantes” las declaraciones de Teherán, y dijo que aunque “es verdad que la posición estadounidense de aumentar la presión y las sanciones no nos conviene”, tampoco es conveniente “esta forma de ultimátum”.

Por su parte, el ministro belga, Didier Reynders, pidió “encontrar un equilibrio” para permitir que las empresas que lo deseen puedan seguir trabajando con Irán, a pesar de que “las sanciones estadounidenses evidentemente suponen un problema”.

AFP y EFE

Deja una respuesta