La pandemia empaña la fiesta nacional de EEUU y sigue creciendo en México

Estados Unidos celebró este sábado una fiesta nacional de alto riesgo en plena pandemia de covid-19, que avanza rápidamente por el país, así como también por su vecino México y el resto de América Latina.

Mientras obligó en España a reconfinar a 200.000 personas por un rebrote en Cataluña.

Las celebraciones del 4 de julio, Día de la Independencia estadounidense, se redujeron en el país, que registró 43.742 nuevos contagios y 252 fallecidos en las últimas 24 horas, según la Universidad Johns Hopkins. Los tres días anteriores habían sido marcados por récords de nuevos casos, incluidos más de 57.000 el viernes.

El coronavirus infectó a más de 2,8 millones de personas y mató a 129.657 en Estados Unidos, de lejos el país más golpeado por la pandemia por delante de Brasil (64.265 fallecidos), Reino Unido (44.198) e Italia (34.854).

Las autoridades sanitarias estadounidenses reconocieron a finales de junio que habían perdido el control de la epidemia. Pero eso no impidió que el presidente Donald Trump volviera a minimizar el peligro este sábado, durante su discurso en los jardines de la Casa Blanca.

“Hemos logrado muchos avances. Nuestra estrategia funciona”, dijo, reiterando su convencimiento de que un tratamiento o una vacuna contra la covid-19 estarán probablemente disponibles “mucho antes de finales de año”.

El mandatario volvió a apuntar a China, donde surgió el coronavirus, como responsable de la pandemia e insistió en que deberá “rendir cuentas”.

Horas antes, en Florida, donde el número diario de contagios también supera récords, el alcalde del condado de Miami-Wade, el más poblado del país con cerca de 2,7 millones de habitantes, decretó un toque de queda a partir de las 22H00 (02H00 GMT del sábado).

En Atlanta o Nashville, los conciertos y fuegos artificiales fueron anulados y en otros lugares pasaron a formato virtual.

– México, entre los más afectados –

La pandemia dejó al menos 529.647 muertos en el mundo desde la aparición de la enfermedad a finales de diciembre en China, según un conteo de la AFP realizado con fuentes oficiales.

México se convirtió este sábado en el quinto país con más muertes por covid-19, 30.366, superando a Francia, según un recuento del Ministerio de Salud.

El país de 127 millones de habitantes ha registrado 252.165 contagiados por el virus, sumando en las últimas 24 horas 6.914 nuevos casos, su cifra más alta en una jornada.

En América Latina, convertida en epicentro de la pandemia con más de 2,8 millones de casos y 126.000 fallecidos, México es la segunda nación con más víctimas mortales detrás de Brasil.

Al otro lado del Atlántico, en Europa, el continente más enlutado por la pandemia con casi 200.000 decesos, algunos países daban marcha atrás en sus etapas hacia una cierta normalidad.

– Reconfinamiento –

En España (más de 28.300 muertes), donde hacía dos semanas que se había puesto fin al confinamiento, las autoridades ordenaron nuevas restricciones a unos 200.000 habitantes en Lérida, en el nordeste, debido a la multitud de brotes del virus que registra esta región.

“Hemos decidido confinar la zona del Segrià (alrededor de la ciudad de Lérida), sobre la base de datos que confirman un crecimiento muy importante del número de contagios de covid-19”, declaró a la prensa el presidente de Cataluña, el independentista Quim Torra.

El reconfinamiento empezó a las 12H00 (10H00 GMT), y restringía las entradas y salidas de la zona. También quedaron prohibidas las reuniones de más de 10 personas y se suspendieron las visitas a las residencias de ancianos.

Entre tanto, en Barcelona, la Basílica de la Sagrada Familia, uno de los monumentos más visitados de España, volvió a abrir sus puertas el sábado tras más de tres meses, acogiendo con prioridad al personal sanitario, como forma de homenaje y agradecimiento por su compromiso durante la pandemia.

Estas medidas coinciden con la reapertura de las fronteras españolas a los visitantes de 12 nuevos países, después de que los ciudadanos de la UE y del espacio Schengen, además de los británicos, pudieran entrar a partir del 21 de junio.

España es uno de los países más afectados por la covid-19 con más de 28.300 muertos.

En Reino Unido, este sábado reabrieron pubs, restaurantes y cafés, tras meses de cierre, y los responsables del sector vaticinaban un fin de semana “histórico”.

En un tuit, el primer ministro, Boris Johnson, estimó “absolutamente vital que todo el mundo respete las reglas de distancia física”, temiendo que la proximidad entre los millones de clientes esperados en los pubs este fin de semana suponga un repunte de la epidemia en el país más afectado de Europa.

La pandemia avanzaba también en Rusia, que este sábado superó los 10.000 muertos y los 674.000 casos.

La tasa de mortalidad del país es muy inferior a la de otros vecinos con grandes números de contagiados, lo que suscita el temor de que las cifras puedan ser más altas.

Sudáfrica, el Estado más desarrollado del continente africano, registró por su parte un récord diario de 10.853 nuevos casos este sábado, según cifras oficiales. El coronavirus deja 3.026 muertos en el país.

AFP

Deja una respuesta