Kim estaría aislado por miedo al coronavirus, según Seúl y EE.UU.

El temor al coronavirus podría haber mantenido al líder norcoreano Kim Jong Un fuera de la vista del público desde mediados de abril, dijo el martes un ministro surcoreano y fuentes estadounidenses, tras una intensa especulación y preocupación por su paradero y salud.

Bajo el gobierno de Kim desde 2011, Corea del Norte ha ampliado su arsenal de armas nucleares y misiles de largo alcance, y sin un sucesor obvio, cualquier cambio en el liderazgo del Estado secreto y autoritario plantearía preocupaciones sobre la inestabilidad que podría afectar a otros países del norte de Asia y a los Estados Unidos.

Las especulaciones sobre la salud de Kim surgieron después de su ausencia sin precedentes de las celebraciones del 15 de abril para conmemorar el cumpleaños de su difunto abuelo y fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung.

El Ministro de Unificación de Corea del Sur, Kim Yeon-chul, que supervisa el compromiso con Corea del Norte, dijo que era plausible que Kim decidiera no asistir debido al coronavirus, dadas las estrictas medidas que su gobierno ha tomado para evitar un brote.

“Nunca se había perdido el aniversario del cumpleaños de Kim Il Sung desde que tomó el poder, pero muchos eventos de aniversario, incluyendo celebraciones y un banquete, fueron cancelados debido a la preocupación por el coronavirus”, dijo el ministro en una audiencia parlamentaria.

“No creo que eso sea particularmente inusual dada la situación actual (del coronavirus)”, dijo el ministro, aunque Corea del Norte ha dicho que no tiene casos confirmados del coronavirus.

Una fuente fidedigna familiarizada con las evaluaciones de la inteligencia de EE.UU. dijo que informes creíbles al gobierno de EE.UU. sugieren que la razón por la que el tren presidencial de Kim había sido visto cerca de un retiro presidencial en el centro turístico de Wonsan la semana pasada fue que Kim se había quedado allí para evitar contraer el virus.

Los expertos del gobierno de EE.UU. no tenían pruebas categóricas para demostrar esto, pero en su mayoría descartaron los informes de los medios de comunicación que sugerían que Kim había contraído algún tipo de enfermedad grave, dijo la fuente.

Kim Yeon-chul describió los informes de que Kim se había sometido a un procedimiento cardíaco, y que un equipo médico chino había viajado a Corea del Norte, como “noticias falsas”.

Un funcionario de EE.UU., que habló bajo condición de anonimato, dijo que la opinión de Washington estaba en gran medida en línea con la evaluación del ministro de Corea del Sur.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo el lunes que tiene una buena idea de cómo le va a Kim Jong Un y espera que esté bien, pero no quiso dar detalles.

El martes, un periodista le preguntó a Trump sobre estos comentarios y si creía que Kim seguía controlando a Corea del Norte y respondió: “No quiero comentar sobre eso. Sólo le deseo lo mejor”.

Trump se ha reunido con Kim tres veces en un intento de persuadirlo de que abandone un programa de armas nucleares que amenaza a los Estados Unidos así como a sus vecinos asiáticos. Mientras que las conversaciones se han estancado, Trump ha continuado saludando a Kim como un amigo.

VIGILANCIA DE TRENES Y BARCOS

El ministro de Corea del Sur señaló que desde mediados de enero se habían producido al menos dos casos en los que Kim Jong Un no había sido visto en público durante casi 20 días.

La última vez que los medios oficiales de Corea del Norte informaron sobre el paradero de Kim fue cuando presidió una reunión el 11 de abril, pero ha habido informes casi diarios de que envió cartas y mensajes diplomáticos.

Funcionarios de Corea del Sur han dicho que no han detectado movimientos inusuales en Corea del Norte y han advertido contra los informes de que Kim podría estar enfermo.

El proyecto de monitoreo de Corea del Norte con sede en Washington 38 North dijo el sábado que las imágenes satelitales de la semana pasada mostraron un tren especial que probablemente era el de Kim en Wonsan, dando peso a los informes de que había estado pasando tiempo en el área de los centros turísticos.

El martes, el sitio web NK News dijo que los barcos de recreo utilizados por Kim en la costa de Wonsan habían estado activos a través de este mes, indicando su probable presencia continuada en la zona.

Reuters informó el sábado que China había enviado un equipo a Corea del Norte, incluyendo expertos médicos para asesorar sobre Kim Jong Un, aunque no estaba claro qué señalaba el viaje en términos de su salud.

El primer ministro japonés Shinzo Abe dijo que estaba prestando mucha atención a los acontecimientos.

Corea del Norte ha respondido a la pandemia mundial de coronavirus cancelando algunos grandes eventos e imponiendo un cierre de fronteras y medidas de cuarentena.

Si Kim Jong Un se está escondiendo debido a los temores que rodean a COVID-19, “abriría un agujero en la narrativa de los medios de comunicación estatales sobre cómo se ha gestionado perfectamente esta crisis”, dijo Chad O’Carroll, CEO de Korea Risk Group, que monitorea a Corea del Norte.

“Si sólo está tratando de evitar la infección, en teoría debería ser muy fácil publicar fotos o videos de un Kim de aspecto saludable”, dijo.

Via:The Jerusalem Post

Deja una respuesta