Israel pierde a un aliado en Trump, los palestinos ganan una esperanza con Biden

El demócrata estadounidense Joe Biden no suscita quizás un gran entusiasmo en Israel, que perderá un aliado clave en Donald Trump, pero hace renacer una débil esperanza entre los palestinos, que habían roto relaciones con el presidente republicano.

Con una diplomacia agresiva, Trump reconoció Jerusalén como capital del Estado hebreo, dio apoyo a la colonización en Cisjordania ocupada, bendijo la anexión del Golán y logró la normalización de relaciones entre Israel y algunos países árabes.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó a Donald Trump del “mejor amigo que jamás haya tenido Israel en la Casa Blanca” y esperaba, como la mayoría de sus conciudadanos, la victoria del iconoclasta mandatario.

Según dos recientes sondeos, el 63% de los israelíes prefieren a Trump en lugar de Biden (17-18%), mientras que un 20% se sienten indecisos.

Sin embargo, Joe Biden es un viejo conocido de Israel, un país que visitó por primera vez en 1973. En 2015 declaró que Estados Unidos debían honrar “su promesa sagrada de proteger el hogar de origen de los judíos”.

A pesar de esas declaraciones, muchos en Israel desconfían de Biden.

Responsables israelíes temen el surgimiento de una nueva generación detrás suyo, considerada menos favorable, cuando no directamente hostil al Estado hebreo, dentro de las filas del Partido Demócrata.

Y Biden formó además parte del gobierno que logró un histórico acuerdo con Irán para poner bajo control su programa nuclear.

“Hay una creciente influencia de la rama progresista radical en el seno del Partido Demócrata. La mayoría de ellos son antiisraelíes pero no sabemos qué influencia tendrán (…) en la próxima administración”, estima Eytan Gilboa, profesor de Ciencias Políticas de la universidad israelí Bar-Ilan.

– El dominó iraní –

Las relaciones entre demócratas e Israel se habían deteriorado bajo la presidencia de Barack Obama. El acuerdo con Irán, firmado junto a las principales potencias, irritó profundamente a la clase política israelí, que obtuvo su desquite cuando Trump rompió unilateralmente el tratado y aprobó una serie de duras sanciones contra Teherán.

¿Joe Biden intentará volver a encarrilar este acuerdo? “La probabilidad es muy fuerte”, explicó a la AFP Michael Oren, exembajador israelí en Washington.

Trump logró por otra parte que tres países árabes, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán, normalizaran sus relaciones con Israel.

“Creo que los iraníes dirán lo siguiente a Estados Unidos: no puede negociar con nosotros y extender una coalición en contra nuestra”, predice Gilboa.

“La gran cuestión es saber hasta qué punto el gobierno estadounidense se comprometerá con esos acuerdos (de normalización)”, señaló Michael Oren, que son calificados de “traición” por los palestinos.

– “Victoria” palestina –

En Ramalá, en Cisjordania ocupada, los dirigentes palestinos se mantenían expectantes en los últimos días sobre el desenlace de la carrera presidencial estadounidense.

Trump consiguió que los palestinos rompieran totalmente sus contactos con Washington con una cascada de relaciones controvertidas: cerró su consulado en Jerusalén Este, la parte de la ciudad que reivindican los palestinos, cortó su ayuda a los palestinos y puso fin a su contribución a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (Unrwa).

Trump presentó además en enero pasado su plan para Oriente Medio, sin haberlo consultado previamente con los palestinos.

Bajo el mando de Biden, Estados Unidos intentará dialogar “mucho más” con los palestinos, estima Sarah Feuer, analista del Washington Institute for Near East policy.

Además de reanudar con la ayuda directa, Washington podría reabrir el consulado en Jerusalén Este e incluso la oficina de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Washington. Pero pocos analistas ven a Joe Biden forzando una nueva ronda de conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.

Del lado palestino, algunas voces se alzaban ya con satisfacción: “¡No hubo nada peor que la era Trump! Su final ya es de por sí una victoria”, comentó Nabil Shaath, consejero del presidente palestino Mahmud Abas.

El jefe del movimiento islamista palestino Hamas, en el poder en la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh, invitó por su parte a Biden a “corregir” las “políticas injustas” de Estados Unidos, empezando por la “anulación” del “plan Trump” para Oriente Medio. (AFP)

Deja una respuesta