Se perfilan nuevas alianzas mundiales: China-UE y EEUU-Rusia

“China surge como el nuevo portavoz del libre comercio y de la economía mundial, mientras que EEUU se convierte en el portavoz de la economía cerrada”, dijo a Sputnik Oscar Ugarteche, investigador titular del Instituto de Investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y coordinador del Observatorio Económico Latinoamericano.

Una muestra de esto queda reflejada, según el académico, en el anuncio del presidente electo estadounidense de poner un 35% de aranceles a la industria automotriz mexicana. Para Ugarteche esta es una “clara señal” de cierre de la economía estadounidense, mientras que por su parte China anunció que hará lo posible por mantener abierto el comercio.

En el contexto del inicio, el 17 de enero, del foro de Davos, donde se debaten los asuntos más importantes de la economía mundial, el analista se refirió a las expectativas de Latinoamérica. “Es posible que tras el foro podamos esperar una alianza entre China y la Unión Europea versus la otra alianza, Rusia-EEUU. En ese marco en América Latina hay que pensar que vamos a enfrentar un EEUU más cerrado”, analizó y agregó que estas son “malas noticias” para aquellos gobiernos que apostaron por un acercamiento a los mercados de ese país.

Para Ugarteche, el futuro está en la alianza entre Asia y Europa, una coalición que cambiará “los ejes” de la política exterior. A partir de ese momento los centros no van a estar en Washington como siempre, sino en Pekín y Bruselas. En términos económicos esto significa una reducción del comercio importador estadounidense de América Latina y de las inversiones extranjeras directas, generalmente asociadas a algún tipo de comercio, explicó.

Esta estrategia está destinada a “hacer crecer la tasa de inversión” de Estados Unidos. “En un primer momento tendrá un impacto positivo, pero luego se va a notar que hay un problema de productividad. Los precios van a subir y se estancará el crecimiento nuevamente”, señaló el experto y consideró que para aquellos países latinoamericanos que apuestan a Washington como una salida habrán hecho una “mala apuesta”.

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario