Compran silencio de Miss Madrid, amante del rey Juan Carlos I

Una ex Miss Madrid recibió cantidades millonarias de dinero de los servicios secretos españoles para que callara su relación con el emérito rey Juan Carlos I.

Esta información fue publicada el martes por la agencia local de noticias OKDIARIO y recogida inmediatamente por otros medios españoles, que se hicieron eco de la chocante acusación de que el dinero pagado a la actriz Bárbara Rey (en una cuenta extraterritorial) procedió de fondos públicos que deberían haber sido destinados a la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada.

OKDIARIO afirmó que un espía del antiguo Centro Superior de Información de la Defensa (CESID) se reunió con Bárbara en una cafetería en Madrid (capital española) y le ofreció tres millones de euros en pagos mensuales para comprar su silencio.

Sabíamos que debía la hipoteca de su casa, que tenía deudas con amigos e, incluso, que había empeñado sus joyas, excepto una que le había regalado Su Majestad. Si aquellas grabaciones caían en manos no apropiadas podían desestabilizar a las más altas instancias del país”, dice un exalto cargo del antiguo Centro Superior de Información de la Defensa (CESID).

La agencia de inteligencia, según la información, abrió el 25 de septiembre de 1996 una cuenta en un banco luxemburgués a nombre de una empresa offshore y se le pagó 160.000 euros después de tres meses.

OKDIARIO también informó de que el dinero recibido por Bárbara tenía por meta asegurarse de que esta no filtrase vídeos ni fotos que confirmarían el rumor de que era la amante de Juan Carlos.

El exsocio del cuñado del rey Felipe VI en el Instituto Nóos, Diego Torres, ha declarado que la Casa Real, cuando era rey Juan Carlos I, tutelaba las actividades del instituto investigado por corrupción.

“Sabíamos que debía la hipoteca de su casa, que tenía deudas con amigos e, incluso, que había empeñado sus joyas, excepto una que le había regalado Su Majestad. Si aquellas grabaciones caían en manos no apropiadas podían desestabilizar a las más altas instancias del país”, reconoce a OKDIARIO un exalto cargo del CESID.

Por su parte, Bárbara ha rechazado haber recibido dinero de la agencia de inteligencia española, que ahora ha cambiado su nombre al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), y ha insistido en que nunca ha tenido una cuenta bancaria en Luxemburgo.

La familia real española y sus portavoces también se han negado a realizar comentarios sobre los documentos filtrados.

 

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario