Espanto en la OTAN ante el ensayo del ‘asesino de portaviones’ ruso

El Tsirkón, nuevo antibuque ruso, se ha convertido en una preocupación para la Alianza Atlántica, escribe el portal Govorit Moskva.

Ivan Konoválov, experto militar y director del Centro de Coyuntura Estratégica, indicó en entrevista con la radio que el Tsirkón, ya bautizado por la OTAN ‘asesino de portaviones’, no tiene igual incluso en el arsenal bélico de EEUU.

El experto destacó que el nuevo misil ruso, destinado para operaciones navales, es capaz de hacer frente a las plataformas de combate más potentes.

“El Tsirkón es originalmente un misil antibuque, asesino de portaviones. Ciertamente siempre ha sido objeto de preocupación de EEUU y sus aliados de la OTAN ya que no disponen de una respuesta adecuada. No hay absolutamente nada mejor que el Tsirkón”, aseguró Konoválov.

A su juicio, los misiles pueden utilizarse en los nuevos submarinos nucleares rusos, en los cruceros nucleares y en los destructores. Además, explicó que no hay que buscar un vínculo entre las pruebas del Tsirkón y la tensa situación en la península coreana.

Anteriormente se informó que durante las pruebas, el Tsirkón había alcanzado ocho veces la velocidad del sonido, lo cual hace que sea prácticamente invulnerable a los sistemas de defensa aérea existentes.

Deja una respuesta