Embajadora de EEUU en ONU: sacar a Asad ya no es nuestra prioridad

“Nuestra prioridad ya no es sentarnos y centrarnos en sacar a Al-Asad”, sino “mirar cómo conseguimos que las cosas se hagan”, ha afirmado este jueves la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, en declaraciones ante un grupo de periodistas.

La diplomática norteamericana también ha precisado que la Administración del nuevo presidente de EE.UU., Donald Trump, no se va a centrar en derrocar al presidente sirio como precondición para poner fin al conflicto sirio; política en la que, sin embargo, insistía la Administración del expresidente Barack Obama.

Nuestra prioridad ya no es sentarnos y centrarnos en sacar a Al-Asad”, ha declarado este jueves la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Nikki Haley.

“No necesariamente tenemos que centrarnos en Al-Asad de la forma que lo hizo la Administración anterior (…) ¿Pensamos que es un estorbo? Sí. ¿Vamos a sentarnos y enfocarnos en sacarlo? No”, ha asegurado la embajadora.

EEUU reconoce que el futuro de Al-Asad lo decidirá pueblo sirio – – HispanTV.com

El futuro del presidente de Siria, Bashar al-Asad, debe ser decidido por sus propios ciudadanos, reconoce el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson.

“Nuestra prioridad es realmente ver cómo hacer bien las cosas (y) con quién tenemos que trabajar para realmente ayudar al pueblo de Siria”, agrega.

Su Gobierno —insiste— presionará con el fin de encontrar una solución política y trabajará con otros países que desempeñan un papel clave en el conflicto sirio para lograr una solución a largo plazo.

Estas declaraciones se producen en la misma jornada en la que el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, ha reconocido que los propios ciudadanos sirios deben decidir el futuro del presidente Bashar al-Asad.

Con la llegada al poder de Donald Trump, la política de EE.UU. respecto a Siria ha tomado nuevos derroteros y, de momento, parece dar mayor prioridad a la eliminación del grupo terrorista EIIL (Daesh en árabe) que a la salida del poder de Al-Asad.

No obstante, recordemos que desde el inicio de la crisis en Siria en marzo de 2011, EE.UU. siempre ha apoyado a los grupos armados de la oposición siria que luchan contra el Gobierno legítimo del Bashar al-Asad y reclaman su salida del poder.

Deja una respuesta