EEUU y Japón podrían pelear juntos contra China por Taiwán, según informe

Las autoridades de EE.UU. y Japón acordaron en una reciente reunión cooperar estrechamente en caso de un enfrentamiento militar entre China y Taiwán.

Según informa este domingo la agencia de noticias nipón Kyodo News, citando a varias fuentes gubernamentales, el secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, sacó a relucir el tema cuando se reunió el martes con su par japonés, Nobuo Kishi, en Tokio, la capital del país asiático.

El informe no aclara los detalles de cómo quedaron ambos países a la hora de coordinar una respuesta común ante una situación de emergencia de tal índole que pudiera darse si China decidiera hacer uso de su fuerza militar contra la isla taiwanesa.

Por tradición, el medio nipón ha agregado, Japón se ha abstenido de comentar sobre posibles situaciones de emergencia en Taiwán en relación con China y su postura sigue siendo “alentar el diálogo para una solución pacífica a las tensiones a través del Estrecho”.

En su periplo en las tierras japonesas, Austin estuvo acompañado del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, donde ambos mantuvieron encuentros con sus homólogos en Tokio, Nobuo Kishi y Toshimitsu Motegi, respectivamente.

Austin y Blinken, en una declaración conjunta emitida después de su viaje a Japón, acusaron a China de no respetar el orden internacional y anunciaron que estaban “comprometidos a dar respuestas consecuentes si Pekín sigue su uso de fuerza militar en la región”.

El Gobierno de China, en respuesta a tales comentarios, salió lamentando en que Estados Unidos y Japón se aferran a la mentalidad de la era de Guerra Fría, a fin de promover intencionalmente una coyuntura de confrontación en cualquiera de sus variantes que conllevará a connivencia contraria a China.

China, que considera Taiwán parte integrante de su territorio, en repetidas ocasiones ha instado a EE.UU. que respete el principio de “una sola china” y ponga fin a todos sus lazos económicos y militares que mantiene con el gobierno autónomo de la isla.

El gigante asiático ha aumentado en los últimos meses sus actividades militares cerca de Taiwán  para manifestar su rechazo a las políticas separatistas de la cúpula gobernante en Taipéi, además de ser una especie de advertencia a EE.UU. para que abandone los contactos diplomáticos y el apoyo militar a la isla.

Deja una respuesta