EEUU confirma que 11 militares fueron heridos durante el ataque iraní

WASHINGTON.— Once militares estadounidenses fueron evacuados de Irak para tratamiento médico a raíz de los ataques de Irán a dos bases estadounidenses, confirmó el Mando Central de Estados Unidos (Centcom).

“Cuando los reconozcan aptos para el servicio, estos militares regresarán a Irak”, declaró el portavoz del ente, Bill Urban.

Anteriormente, el periódico Defense One comunicó que 11 soldados de EEUU con “síntomas de conmoción cerebral” fueron trasladados de Irak a Alemania y Kuwait para evaluación y tratamiento.

En el momento del ataque, la mayoría de los 1.500 soldados estadounidenses en la base habían sido escondidos en búnkers por la advertencia de superiores.

El Ejército estadounidense había informado que el ataque causó daños materiales significativos pero ninguna víctima.

También Trump, en la mañana siguiente a los hechos, aseguró que “ningún estadounidense resultó herido”.

El 8 de enero, el Ejército iraní bombardeó con misiles dos bases usadas por militares estadounidenses en Irak —una, en la gobernación de Al Anbar, y la otra, en Erbil— en represalia por la muerte del general Qasem Soleimaní, comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, asesinado una semana antes por EEUU mediante un ataque de precisión en Bagdad.

Varias horas después de haber atacado las bases estadounidenses en Irak, la defensa antiaérea de Irán derribó un Boeing 737-800 de Ukraine International Airlines que acababa de despegar con 176 personas a bordo del aeropuerto de Teherán con destino a Kiev.

El Estado Mayor iraní admitió varios días después que el avión ucraniano fue derribado por un error humano, después de que un operador lo tomara por un blanco enemigo que se había acercado demasiado a una importante instalación militar.

Agencias

Deja una respuesta