Del Kim gordito al nuevo ‘idol’ de Corea

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha perdido peso notablemente.Desde el 27 de noviembre, se celebra en Pyongyang la reunión plenaria de fin de año del Partido de los Trabajadores. Durante el segundo día se discutieron temas relacionados con el desarrollo de la agricultura. Kim ha propuesto “importantes medidas revolucionarias” que están diseñadas para acelerar significativamente el desarrollo de la industria.

Sin embargo, muchos en esta ocasión se interesaron no tanto por las iniciativas del líder norcoreano en el campo de la agricultura o la ganadería, sino por su apariencia. Y una vez más, los analistas señalan que Kim continúa perdiendo peso. Esta conclusión se tomó en base a una fotografía donde se captura al líder en primer plano, con un traje de rayas oscuras y una camisa blanca con una corbata plateada.

“De acuerdo con las reglas, se debe colocar un dedo entre la camisa abotonada en la parte superior y el cuello, y Kim parece estar siguiendo esta regla”, señala la agencia de noticias Yonhap y concluye que Kim ha perdido aún más peso.

Anteriormente, Kim nunca había podido permitirse usar libremente una camisa cerrada hasta el botón superior. Tenía que desabrochar dos o tres botones superiores o recurrir a ropa con cuello o escote libres.

En octubre de este año, durante una sesión informativa a puerta cerrada para parlamentarios, un portavoz de la inteligencia de Corea del Sur dijo que Kim había perdido unos 20 kg en comparación con 2019, cuando su peso se estimó en unos 140 kg.

Sin embargo, incluso en comparación con las fotos de octubre, donde Kim Jong-un también vestía traje, corbata y camisa abotonada, el líder norcoreano se ha vuelto aún más delgado. Hace solo un par de meses no había espacio entre el botón superior y la garganta, parecía que el collar le presionaba y los pliegues de la piel del cuello a veces cubrían el botón superior, pero ahora Kim se ve diferente: la camisa abotonada no le ajusta.

“Por supuesto, tal vez la camisa se cortó un poco diferente, o la foto del pleno se tomó desde un ángulo diferente, pero si analizamos la apariencia general de Kim, entonces debemos admitir que está perdiendo peso cada vez más”, concluyen periodistas de Yonhap.

En este sentido, resurgió la especulación sobre las razones por las que Kim decidió “lidiar con la barriga”. La versión principal es que, muy probablemente, los médicos, o la esposa, o ambas partes al mismo tiempo insistieron en esto. En la primera mitad del año pasado, Kim desapareció del ojo público durante mucho tiempo. El motivo de su desaparición aún no se ha establecido del todo, pero la hipótesis principal es que tuvo problemas de salud, tuvo que someterse a una operación de corazón y luego recibió una “tarjeta amarilla” de los médicos, quienes, muy probablemente, le dijeron que, si no perdía peso, viviría muy poco tiempo. Y luego, cuando Kim reapareció en público, se hizo evidente que había comenzado a perder peso rápidamente.

Sin embargo, estas son solo rumores, la salud del líder no es un tema sobre el cual el oficial Pyongyang dará explicaciones a periodistas y expertos extranjeros.

Al mismo tiempo, los internautas de Corea festejan la nueva apariencia del líder de Corea del Norte, ya apodado de “Slim Jong-un”. Algunos señalan que el político bien podría crear y vender con éxito el “curso de dieta eficaz de Kim Jong-un”, adjuntando fotografías del “antes y después”.

Otros escriben que con su nueva elegancia Kim se asemeja a los idols de k-pop.

¿A ti qué te parece? ¿Realmente ha perdido tantos kilos o solo se trata de maestría fotográfica?

Deja una respuesta

16 + catorce =