Con China como telón de fondo, Biden sostiene cumbre con Japón, Australia e India

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebra el viernes su primera cumbre a cuatro bandas con los líderes de Australia, India y Japón, en la que espera ahondar sus alianzas a medida que aumenta su preocupación por el ascenso de China.

Japón anunció que el primer ministro Yoshihide Suga viajará a Estados Unidos en abril y se convertirá en el primer líder extranjero en ver a Biden en persona, señal de la importancia que el mandatario estadounidense otorga a su aliado.

El secretario de Estado, Antony Blinken, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, también realizarán una visita conjunta la próxima semana tanto a Japón como a Corea del Sur, en lo que constituye el primer viaje que ambos realizan como integrantes del nuevo gobierno. Austin continuará luego hacia India.

Blinken y el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, se reunirán la semana que viene en Alaska con altos funcionarios chinos, encuentro en el que la administración Biden ha dicho que expresará sus preocupaciones en forma contundente.

La cumbre del viernes, aunque virtual, marcará la primera vez que los líderes de Estados Unidos, Japón, India y Australia se reúnen luego de más de una década de reuniones a nivel inferior del mecanismo llamado “Quad”.

La cumbre tiene lugar en momentos en que las cuatro democracias ven deteriorarse las relaciones con China.

En efecto, en el último año China sostuvo un enfrentamiento mortal con fuerzas indias en el Himalaya, intensificó la actividad cerca de las islas administradas por Japón e impuso sanciones a los productos australianos después de una serie de disputas.

Sin embargo, el gobierno de Biden ha tenido cuidado de no vincular explícitamente a Quad con China, un cambio notorio en la retórica después de las estridentes denuncias del expresidente Donald Trump contra Pekín.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que “Quad” no se enfoca “en un único tema, para incluir a China”.

“Tenemos intereses compartidos en defender los valores y derechos universales. Tenemos intereses económicos compartidos. Tenemos intereses de seguridad compartidos. Tenemos lazos profundos de pueblo a pueblo con todos estos países”, dijo Price.

“De eso es de lo que se trata Quad”, agregó.

– Activo sin parangón –

No obstante, el gobierno de Biden dijo que el fortalecimiento de las alianzas, muchas de las cuales, particularmente en Europa, se desgastaron durante el gobierno de Trump, será clave para lograr sus objetivos.

En una guía estratégica publicada a principios de mes, la Casa Blanca colocó a China como el principal retador y dijo que Estados Unidos puede ayudar a contrarrestar la “agresión” de Pekín “reforzando y defendiendo nuestra red incomparable de aliados y socios”.

El periódico estatal chino Global Times criticó la cumbre del Quad como un complot de Estados Unidos contra Pekín, y en un artículo de opinión dijo que India, cuyas relaciones con Washington son cada vez mejores, debería tomar distancia.

“El Quad no es una alianza de países con ideas afines como afirma Estados Unidos”, dijo el periódico, que agregó que los otros tres países enfrentan “la vergüenza de estar entre la presión de Estados Unidos y sus propios intereses con China”.

Pero Japón, Australia e India expresaron su entusiasmo por la cumbre, en la que se espera que se aborde la pandemia de covid-19 y el cambio climático, dos de las prioridades de Biden.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, calificó las conversaciones como “un momento histórico en nuestra región”, mientras que India dijo que el primer ministro Narendra Modi promovería “una región del Indo-Pacífico libre, abierta e inclusiva”. (AFP)

Deja una respuesta