Cae muy mal dentro de EEUU las recientes sanciones impuestas a Cuba por Trump

LA HABANA.— Grupos sociales y empresariales, personalidades académicas, políticos, y medios de comunicación alternativos en las redes sociales han expresado su rechazo a las recientes sanciones impuestas por Estados Unidos a Cuba, que restringen aún más los viajes a la isla de ciudadanos estadounidenses.

“Es irónico que los cubanos promedio, que viven bajo un régimen comunista de un solo partido, que Washington ha considerado ‘una sociedad cerrada’, han sido permitidos por su gobierno para viajar a los Estados Unidos sin limitación desde octubre de 2013, mientras que los ciudadanos estadounidenses, vivir bajo una democracia liberal se les prohíbe viajar libremente a Cuba”, escribió en su página de la red social de Facebook el politólogo y académico cubanoamericano Arturo López-Levy.

Según López-Levy, profesor del Gustavus Adolphus College, en el estado de Minnesota (centro-norte de EEUU), los legisladores cubanoamericanos que no pueden convencer a sus votantes de no viajar a Cuba, están empujando a la administración que encabeza el presidente Donald Trump, a coartar ese derecho a otros ciudadanos estadounidenses.

Recordó además que cada año más de 300.000 cubanos residentes en EEUU viajan a su país de origen, y subrayó el hecho que los mismos políticos que impulsan estas medidas contra los ciudadanos norteamericanos, evitan promover idénticas políticas contra la comunidad de emigrados cubanos, previendo una reacción adversa.

“A la mayoría de los cubanos les gustaría cambiar muchas dimensiones de su país, pero no con una transición de los EEUU, pero con su propio tiempo, prioridades y soberanía. La mejor contribución de los Estados Unidos a la democratización cubana es respetar la soberanía de Cuba y otros países y practicar las libertades que predica”, sentenció en Facebook el profesor López-Levy.

Por su parte, el Consejo de Negocios Estados Unidos-Cuba, perteneciente a la Cámara norteamericana de Comercio, expresó a través de un comunicado su decepción ante las recientes sanciones aplicadas por Washington a la isla, y llamó a respetar la libertad de viajes de los norteamericanos.

“Nos decepciona que el Gobierno (de EEUU) haya optado por imponer restricciones adicionales a las condiciones y los medios para los viajes de Estados Unidos a Cuba”, expresa el documento difundido la víspera.

También se expresó la coalición Engage Cuba, que aboga por el fin del bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a Cuba desde 1962, quien a través de un comunicado, consideró que “restringir la libertad de viajar de los estadounidenses es un ataque a nuestro derecho fundamental como ciudadanos”.

​Para James Williams, presidente de Engage Cuba, estas medidas son dañinas para el pueblo cubano, especialmente para el sector privado de la isla, que confía en que los viajeros estadounidenses apoyen a sus negocios y familias.

Agencias

Deja una respuesta