Biden solicita presupuesto militar de $715, 000 millones para contener a China y Rusia

El Gobierno de Joe Biden pidió un aumento de $ 715 mil millones en el presupuesto del Pentágono, afirmando que parte de ello será para contener a China y Rusia.

“La solicitud discrecional del presidente para 2022 incluye $715 000 millones para el Departamento de Defensa (el Pentágono). Eso: disuade a China. La solicitud discrecional prioriza la necesidad de contrarrestar la amenaza de China como el principal desafío del Departamento”, indica la Casa Blanca en su solicitud presupuestaria inicial para gastos discrecionales, enviado este viernes al Congreso de EE.UU., informó el portal local Bloomberg.

El documento agrega, además, que el Pentágono “también buscaría disuadir el comportamiento desestabilizador de Rusia”, así como la modernización del programa nuclear del país, entre otros.

De acuerdo con el informe, el plan del Pentágono para contrarrestar a Rusia y China incluye el avance de armas hipersónicas y el refuerzo de la Armada de los EE.UU. Con submarinos de misiles balísticos y barcos no tripulados.

Además, en el texto de la solicitud de la Administración Biden se señala que, el Pentágono, al aprovechar la iniciativa de Disuasión del Pacífico y trabajar junto con sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), garantizará que el país norteamericano “desarrolle los conceptos, las capacidades y la postura necesaria para enfrentar estos desafíos”.

Las relaciones ya tensas entre Estados Unidos y China han ido deteriorando, a medida que la Casa Blanca cuestiona temas que incluyen el comercio, la ciberseguridad, la tecnología, la nueva ley de seguridad nacional de Hong Kong y las disputas territoriales en el mar de la China Meridional.

No obstante, se esperaba que Washington, tras el cambio producido en la Administración estadounidense en enero de 2021, tomara una postura menos beligerante que el anterior equipo instalado en la Casa Blanca y, en cambio, que fuera más consecuente y constructivo a la hora de mejorar sus relaciones con Pekín.

Por otra parte, EE.UU. y sus aliados occidentales intentan encarar el gradual desarrollo del poderío geopolítico de Rusia, que ha ido tomando cuerpo a nivel mundial, bajo el liderazgo del mandatario ruso, Vladimir Putin.

De hecho, las medidas militares y políticos adoptados recientemente por Washington, pone en evidencia que Biden, va a seguir en la misma línea de hostigamiento que promovió su predecesor, Donald Trump. (Agencias)

Deja una respuesta