EEUU y Corea del Sur desplegarán un escudo antimisiles pese a la oposición china

Los dos aliados anunciaron en 2016 su intención de desplegar en Corea del Sur el sistema THAAD, tras una serie de pruebas de misiles y dos ensayos nucleares de Corea del Norte.

El nuevo ministro estadounidense de Defensa, James Mattis, y su homólogo surcoreano, Han Min-Koo, reiteraron su apoyo al proyecto en una entrevista telefónica a pocos días de una gira de Mattis por Asia, declaró el Ministerio surcoreano de Defensa.

La actitud hacia Asia del nuevo Gobierno estadounidense preocupa a los viejos aliados de Washington en la región, como Seúl y Tokio.

Durante la campaña electoral, el presidente de EEUU, Donald Trump, amenazó con retirar las tropas estadounidenses de esos dos países si no participaban más en el financiamiento de su propia defensa.

Mattis y Han manifestaron su preocupación frente a las crecientes amenazas de Corea del Norte y están de acuerdo en “la necesidad (…) de seguir adelante con el despliegue del THAAD tal como estaba previsto”, según un comunicado del Ministerio.

El líder norcoreano, Kim Jong-Un, se jactó a principios de enero de que su país se encuentra en las “etapas finales” antes de probar un misil balístico intercontinental (ICBM).

El proyecto de despliegue de un escudo antimisiles suscitó la ira de China. Pekín teme que perjudique sus propias capacidades balísticas y adoptó una serie de medidas consideradas por Seúl represalias económicas.

Los habitantes de la región donde está previsto el despliegue también se oponen y varios candidatos a la próxima elección presidencial surcoreana prometieron abandonar el proyecto si ganan.

Mattis estará el jueves y el viernes en Corea del Sur, antes de visitar Japón.

Deja una respuesta