Suspenden en Ecuador audiencia final de juicio contra diario ‘El Universo’

Quito. La audiencia de casación en el juicio que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, sostiene contra diario El Universo por injurias calumniosas, no pudo realizarse hoy martes por enfermedad de uno de sus tres jueces.

A la audiencia judicial, esperada con gran expectativa en el país por ser la parte final del proceso, asistieron Correa y buen parte de su gabinete, así como los abogados de las partes.

Esta es “una nueva jugarreta” dijo Correa, censurando la inasistencia del juez Enrique Pacheco, quien remitió un informe de enfermedad por herpes que lo inhabilita a su trabajo.

Correa, consideró a este como “un nuevo acto de demora y de entorpecimiento de la justicia” y adelantó que no tiene “ningún problema” en que la nueva corte nacional de Justicia sea la que maneje el juicio.

El presidente de la sala Luis Quiroz no instaló la audiencia considerando que esta “no estaba debidamente conformada” y rechazó la posibilidad de designar a un conjuez ocasional por no “arriesgar la verdadera práctica de la Justicia”.

En los exteriores de la corte, un numeroso grupo de integrantes del movimiento oficialista Alianza País, respaldaba la presencia de Correa, en el edificio.

Una vez suspendida la audiencia, Correa comentó a periodistas que “los ciudadanos le están perdiendo el miedo a la prensa y le están empezando a poner juicios”.

Calificó como “inaceptables” los planteamientos hechos por el director de El Universo Carlos Pérez, de pedir disculpas, pero condicionadas a que el mandatario ecuatoriano deje los juicios contra periodistas, cumpla la ley de información publica y pida informes de la OEA y la CIDH sobre el código de la democracia.

“La soberbia, les ha impedido aceptar su responsabilidad constitucional y ética” replicó el presidente.

Rafael Correa presentó en marzo de 2011, a título personal, una demanda contra el diario El Universo, sus directores y el periodista Emilio Palacio por un editorial en el que Palacio aseguraba que en el marco de la revuelta policial acaecida en 2010 en Quito, Correa podría ser llevado a una corte penal “por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”.

Las aseveraciones fueron consideradas injurias calumniosas por Correa, por las que pidió prisión de tres años para su autor y para los directores del rotativo, por lo que llamó “autoría coadyuvante”, y pidió una multa conjunta de 80 millones de dólares que fue rebajada a 40 millones por los magistrados.

La decisión de hoy, deja en manos de nuevos jueces el manejo del caso, ya que la nueva Corte Nacional de Justicia entra en funciones este jueves y los flamantes magistrados deberán tomarse su tiempo para estudiar las mil 500 hojas y otros documentos de este juicio que ha merecido rechazos y críticas de organismos mundiales de comunicación y medios.

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario