México cambia su cuerpo diplomático encargado de las relaciones con EEUU

Las designaciones a los cargos de vicecanciller para América del Norte y embajador mexicano en Washington, fueron anunciadas por Videgaray, nuevo secretario de Relaciones Exteriores, exsecretario de Finanzas, quien regresó al gabinete presidencial en los primeros días de 2017.

Por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, el canciller nombró como subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte a Carlos Manuel Sada Solana, quien actualmente se desempeña como embajador de México en Washington, informó Videgaray en un comunicado.

“El embajador Sada Solana tiene una amplia experiencia en el trabajo consular y en la protección de los derechos de los mexicanos en Norteamérica, así como en la defensa de los intereses de México en el exterior”, dijo Videgaray en una declaración escrita enviada por la Presidencia a la prensa extranjera acreditada.

El cargo será asumido tres días después de la toma de posesión de Trump, a partir del 23 de enero, en sustitución Paulo Carreño King quien “demostró talento y sensibilidad en una época especialmente compleja en la región”, dice el nombramiento

“En ningún momento, se había desplegado tan intensa actividad en Norteamérica como en estos últimos meses” dijo Videgaray, al referirse a la reciente campaña por la presidencia en EEUU, en la cual Trump colocó a México como blanco de sus ataques en materia migratoria y libre comercio en su disputa con la demócrata Hillary Clinton.

En sustitución de Solana Sada en la embajada mexicana, el gobierno solicitó el beneplácito del Gobierno de EEUU para Gerónimo Gutiérrez Fernández, quien fue vicecanciller para Norteamérica en la segunda mitad del gobierno de Vicente Fox (2003-2006), y en caso de obtenerlo, someterá el nombramiento, a consideración del Senado mexicano para su ratificación.

Perfiles para la era Trump

En los perfiles de los funcionarios federales designados, la cancillería mexicana destaca que Sada Solana ha fungido como cónsul general de México en las ciudades estadounidense de Los Ángeles, Nueva York, Chicago y San Antonio —conocidas por la enorme comunidad latina que vive en ellas- y en Toronto, Canadá.

Asimismo, señala que en su carrera diplomática en EEUU “tuvo un destacado desempeño como Ministro de Asuntos con el Congreso en la Embajada de México en Washington D.C., función que le permitió relacionarse y entender la operación de los órganos legislativos de esa nación”.

Por su parte, Gutiérrez Fernández, dejaría su cargo actual de director gerente del Banco de Desarrollo para América del Norte (BDAN), con sede en San Antonio, Texas, creado en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), un pacto vigente desde hace 23 años objetado abiertamente por Trump, quien lo quiere revertir.

Además, se ha desempeñado como funcionario público en las últimas cuatro administraciones del gobierno de la federación mexicana, es decir en los mandatos de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña.

La experiencia del funcionario, para quien México solicita el beneplácito de EEUU, ha ocupado también destacadas posiciones en los ámbitos de comercio, finanzas, relaciones exteriores, gobernación y seguridad nacional.

Además de su papel en la vicecancillería para Norteamérica en el gobierno de Fox (2000-2006), en la administración anterior ocupó cargos en subsecretaría para América Latina y el Caribe de la cancillería, y en la subsecretaría de Gobierno de la secretaría de Gobernación (Interior) en el periodo 2006-2012 del gabinete de Calderón. Mientras tanto, en su calidad de embajador en Washington, Sada Solana asistirá a la toma de posesión de presidente electo Trump, el próximo 20 de enero en Washington.

Los cambios ocurren una semana después de que Videgaray tomara el timón de la diplomacia mexicana en reemplazo de Claudia Ruiz Massieu, tras renunciar a la cartera de Finanzas en septiembre pasado.

La dimisión se debió a una amarga controversia en México por haber organizado la visita de Trump a la residencia de Los Pinos, que terminó en un fiasco para el mandatario mexicano, en la cual “hubo errores muy importantes, y fue de manera muy precipitada”, admitió el nuevo canciller esta pasada.

Videgary confirmó en su primera entrevista con la televisión mexicana que organizó la visita a través de contactos en los mercados financieros de Nueva York con el yerno del mandatario electo Jared Kushner, esposo de Ivanka Trump, futuro principal asesor presidencial en la Casa Blanca.

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario