Adolescente se hace pasar por el director de la CIA y obtuvo acceso a información sensible

Un adolescente británico de 15 años obtuvo acceso a planes de operaciones de la inteligencia de EEUU en Afganistán e Irán al fingir ser el director de la CIA y, así, lograr acceder a sus computadoras, informó The Telegraph, citando a una audiencia en un tribunal.

De acuerdo con el medio británico, en 2015, el joven Kane Gamble utilizó la ingeniería social —práctica a través de la cual se obtiene información confidencial al manipular datos de usuarios legítimos— para acceder a las cuentas virtuales personales y laborales de algunos de los más poderosos funcionarios de los servicios de inteligencia de Estados Unidos.

El adolescente logró convencer al servicio de atención al cliente de uno de los principales proveedores de internet de EEUU de que él era John Brennan, el entonces director de la CIA, y, de esa manera, obtener acceso a sus computadoras. Utilizó la misma técnica al comunicarse con el centro de atención al usuario del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y fingir ser Mark Giuliano, el director adjunto del ente en la ocasión, para obtener acceso a una base de datos de la inteligencia estadounidense.

Otros ‘blancos’ del joven británico fueron el entonces secretario de Seguridad Nacional  de EEUU, Jeh Johnson, el director de Inteligencia Nacional de Barack Obama, James Clapper y otros altos funcionarios del país norteamericano.

De acuerdo con el adolescente, todo comenzó porque cada vez le molestaba más “la corrupción y la sangre fría del Gobierno de EEUU”, así que decidió “hacer algo al respecto”.

Según The Telegraph, Gamble se burló de sus víctimas, divulgó información personal, las ‘bombardeó’ con llamadas y mensajes, descargó pornografía en sus computadoras y tomó el control de sus iPads y pantallas de televisión. El joven, además, obtuvo acceso a bases de datos con información personal de oficiales de policía y empleados del Gobierno.

De acuerdo con la acusación, Gamble “accedió a algunas cuentas extremadamente confidenciales que se refieren, entre otras cosas, a operaciones militares y operaciones de inteligencia en Afganistán e Irán”.

Gamble luego publicó información sensible en Twitter y en Wikileaks y se burló de los funcionarios sobre su acceso a ellas. En ciertas ocasiones, Gamble utilizó la etiqueta #freePalestine —#liberenPalestina— y afirmó que sus acciones se debían a que el Gobierno de Estados Unidos estaba “matando a personas inocentes”.

 Gamble llevó a cabo sus delitos virtuales a lo largo de ocho meses hasta que fue identificado tras obtener acceso a la red del Departamento de Justicia de Estados Unidos. El joven fue detenido en su casa en el Reino Unido, donde vivía con su madre.

Gamble se declaró culpable de 10 delitos, de acuerdo con la ley británica sobre el uso indebido de computadoras. Los expertos médicos de la defensa, sin embargo, afirman que el joven, actualmente de 18 años, se encuentra en el espectro del autismo y en la ocasión de los delitos tenía un desarrollo mental de un niño de 12 o 13 años.

La sentencia de Gamble será declarada en una audiencia futura.

Deja una respuesta