Encuesta: un 80% de los infieles latinoamericanos «no siente culpa ni arrepentimiento»

Además, un 90% de los usuarios indicó que «nada cambió» en su relación tras cometer la infidelidad. Entre quienes fueron descubiertos por su pareja, el 20% se separó definitivamente, el 10% fue perdonado aunque sin superar el episodio y el 60% perdonó y dejó de lado la aventura sexual.

«Hay un cambio de paradigma con respecto a la infidelidad. Aunque se perdone o no, me parece que por lo menos se entiende más. Hay una estimulación mucho mayor, todo se vuelve más efímero», dijo Matías Lamouret, portavoz de Second Love para América Latina.

La red, con origen en los Países Bajos, desembarcó en América Latina en 2011, y desde entonces concentra allí la mitad de sus 2,5 millones de usuarios. Lamouret estimó que apenas en Argentina son 200.000 los que recurren al sitio para buscar una relación por fuera de su pareja o simplemente para flirtear.

Así como en el consumo «hay más recambio» y, por ejemplo, «ya no es común que alguien esté 40 años en la misma empresa y en el mismo trabajo», las relaciones interpersonales se ven afectadas por la nueva forma de vida.

«Hay gente que no sé si lo perdonaría del todo, pero sí que la entiende y la comprende y me parece que avanza hacia eso. De ahí que mucha gente no sienta culpa, porque si la entendés en el otro también la entendés para vos mismo», comentó el representante de la red social.

Sin embargo, Lamouret puntualizó que según estudios realizados por la empresa y consultorías realizadas por psicólogos, hay distintas variables que deben ser tomadas en cuenta y no todas las infidelidades se pueden poner en la misma bolsa.

Por ejemplo, no es lo mismo una «infidelidad ocasional» que se confiesa y se conversa que una que se descubre «de una manera más dolorosa y genera un daño mayor».

Entre los usuarios, hay quienes confían en las relaciones furtivas para resolver sus problemas maritales: cerca de un 80% cree que «una aventura podía salvar a la pareja».

«Muchas veces tener una aventura extramatrimonial que quede en eso, en una aventura, puede ser una forma de reavivar su ego, de sentirse mejor y de trasladarlo a la pareja para que funcione mejor. Son respuestas que después la moral de cada uno las analizará», concluyó el vocero de Second Love.

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario