La popularidad de los Beatles perdura 50 años después de su separación

Destrozaron millones de corazones cuando se separaron a principios de 1970, pero medio siglo después los Beatles conservan intacta su popularidad y siguen reinando en el mundo de la música pop.

El 10 de abril de aquel año, día no oficial de la ruptura, Paul McCartney anunciaba indirectamente que los “Fab Four” no volverían a grabar juntos. Cincuenta años más tarde, siguen omnipresentes.

“Los Beatles son considerados como la aventura más fabulosa del siglo XX, pero nadie podía prever que un éxito de por sí ya tan extraordinario iba a prolongarse hasta el siglo siguiente”, dice a la AFP Mark Lewisohn, historiador del grupo.

Cinco décadas después, “los Beatles siguen estando en lo más alto a nivel artístico y llevan a los demás creadores a intentar superarlos”, dice el autor de “The Beatles: All These Years”.

La separación no se anunció oficialmente, sino que se dejó caer.

En una entrevista publicada aquel fatídico día de abril, poco antes de la aparición del primer álbum de McCartney en solitario, este contestaba simplemente “no” a la pregunta de si veía una reanudación de su trabajo con el no menos legendario John Lennon.

“McCartney rompe con los Beatles”, titulaba inmediatamente el New York Times.

Posteriormente, la disolución de sus lazos empresariales ante un tribunal británico sellaba definitivamente la separación.

– El encanto es “indestructible” –

Millones de fans quedaron destrozados, recuerda Philip Norman, autor de la biografía oficial de McCartney publicada en 2016.

“Toda una generación había crecido con los Beatles. Habían tenido un nuevo álbum en cada etapa importante de sus vidas”, subraya.

“Mucha gente pensaba que era horrible, que el futuro iba a ser sombrío sin ellos, era realmente un sentimiento generalizado”, agrega.

Pero hoy en día, siguen siendo los artistas más vendidos de todos los tiempos y su catálogo, de “I Want to Hold Your Hand” a “Hey Jude” pasando por “Yesterday” o “Let It Be”, sigue siendo igual de popular.

“Están en todas partes”, asegura Norman, “en el lenguaje de cada día, en los títulos de los medios (…), se les cita sin parar y se sigue tocando su música”.

Y asegura: “El encanto es simplemente indestructible”.

– Grito de ayuda –

A finales de los años 1960, el grupo de Liverpool –Lennon, McCartney, el batería Ringo Starr y el guitarrista George Harrison– se convirtieron en un fenómeno social, “más famosos que Jesucristo” según Lennon.

Pero la Beatlemanía tenía su precio: en una entrevista recientemente descubierta, Lennon confesó que la canción “Help!” compuesta en 1965 era una petición de ayuda en sentido literal.

“Era real, yo gritaba ‘¡ayuda!’ y lo decía de verdad”, afirmó. “No hay forma de desconectar, es las 24 horas del día (…) todo el mundo quiere un poco de ti”.

Las tensiones, sobre todo entre Lennon y McCartney, acabaron destruyendo a la banda.

Cuando McCartney dejó caer la separación, llevaban cuatro años sin dar un concierto. Starr y Harrison ya habían sacado discos en solitario, Lennon y su mujer –la japonesa Yoko Ono– ya había formado Plastic Ono Band.

Por su parte, McCartney formó Wings con su esposa Linda a finales de 1971.

Lennon y Ono pasaron a centrarse cada vez más en el activismo pacifista.

– Gigantes de “talento creativo” –

A mediados de los años 1970 estuvieron a punto de volver a juntarse pero chocaron con problemas de derechos irresolubles, según Norman.

Y entonces, en 1980, ocurrió la tragedia. Lennon fue asesinado frente a su casa en Nueva York por un quídam que buscaba hacerse famoso.

En una entrevista en 2016, McCartney se congratulaba de haberse reconciliado antes con él.

En 1982 escribió la canción “Here Today”, concebida, explicó, como un mensaje de amor a Lennon.

Ambos había sido la fuerza motriz del grupo.

“Lennon y McCartney eran gigantes y juntos produjeron algo mágico”, dice Norman.

En opinión de Lewisohn, los Beatles siguen sobresaliendo en el pop actual porque “existe un abismo entre la celebridad pasajera (…) y los verdaderos artistas como los Beatles cuyo talento creativo alimenta el alma e inspira júbilo”.

AFP

Deja una respuesta