Jordi Masalles & Tiempo Libre en “Santo Domingo Jazz Festival” este jueves 19 de julio

Santo Domingo, julio 2018. La décimo novena versión del Santo Domingo Jazz Festival llega a su penúltima presentación esta semana, con la participación en esta ocasión del arquitecto del jazz Jordi Masalles y su proyecto Tiempo Libre, el jueves 19 de julio en Casa de Teatro.

Según las palabras del gestor cultural y especialista en jazz, Fernando Rodríguez De Mondesert, Masalles es un apasionado de todo lo que hace, en especial de la arquitectura y la música.  Jordi descubrió su pasión por la música a los 21 años, cuando comenzaba a dar sus primeros pasos con el grupo Módulo (1980) en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), en la que se graduó de Arquitecto con honores en 1984. Ha tocado junto a músicos de la talla de Gonzalo Rubalcaba, Guillo Carías, Manuel Tejada, Manuel Sánchez Acosta, Luis Días, Rafelito Mirabal, Jorge Taveras, Ana Marina Guzmán y otros más. En 1981 es llamado para tocar en un concierto de Ana Marina Guzmán (miembro fundador del grupo Convite) en el Teatro Ballet Santo Domingo, y es cuando se adentra en el estudio de los ritmos folklóricos criollos (palos, balsié, mangulina, etc…) con la guía del gran percusionista, Isidro Bobadilla (El Boba), quien en ese entonces fungía como director musical del ballet folklórico Nacional, que dirigía el maestro Fradique Lizardo. Fue miembro fundador del grupo Transporte Urbano (1982), de nuestro Luis “TERROR” Días, para el cual reclutó a los renombrados músicos, Juan Francisco Ordóñez y Héctor Santana.

Se ha mantenido ligado al jazz por más de 20 años, y actualmente toca con su grupo, Tiempo Libre, a lo largo de toda la geografía nacional.

Este festival se ha estado celebrando cada jueves desde el pasado mes de junio y concluirá el 26 de julio con la participación del destacado guitarrista Juan Francisco Ordóñez y el músico cubano Ernán López-Nussa. Los conciertos comienzan a las 9:00 de la noche.

Santo Domingo Jazz Festival nació en el año 2000 para apoyar el desarrollo de las agrupaciones dominicanas,  promoviendo este género musical a precios asequibles. También ha servido como trampolín para que otros gestores concurran a en este tipo de evento, y así entre muchos ampliar el descubrimiento y desarrollo de nuevos talentos nacionales e internacionales.

Deja una respuesta