Ismael Cala: “Amo a República Dominicana”

El comunicador nacido en Cuba es uno de los latinos que ha conquistado grandes espacios en el mundo de las noticias. Aunque goza de una gran proyección internacional en estos momentos, quizás su destino no se detenga allí, pues su dinamismo caracteriza su vida.

Al conversar con LISTÍN DIARIO desde Miami vía telefónica, lo primero que Cala resalta es su identificación con esta isla. “Amo a República Dominicana. Me cambia el ánimo. A pesar de que vivimos una vida con obstáculos, el dominicano lo que muestra es espontaneidad, alegría y hasta cierto desenfado, sobre todo cuando llegas de un país como Estados Unidos, donde la gente lo único que hace es trabajar”, sostiene.

Cala fue moderador del V Foro de Competitividad de las Américas y también fue reconocido por el Círculo Dominicano de Locutores.

Su último viaje fue a La Romana, a la boda de la hermana de su colega Mariela Encarnación, a quien considera una de sus pocas amigas en el trabajo.

“Mariela tiene una energía que está guiada por una luz divina. Es una mujer que sabe lo que quiere y no se deja deslumbrar. Su conexión con la gente es impresionante”, expresa, y recuerda que ambos cumplen años el 8 de septiembre.

Su sello en los proyectos
A través de su carrera, el presentador ha hecho de su identidad una marca, por la facilidad de hacer de su apellido paterno un juego de palabras. “Cala” es su proyecto actual, un programa de entrevistas con figuras influyentes de ámbitos como la política y el espectáculo.

En su forma de expresarse, el cubano transmite una actitud positiva que se combina con la perseverancia que inspira su apellido. “Ha sido algo sin proponérmelo”, dice.

Los retos profesionales son prioridad en su vida
Ismael Cala es un hijo de América Latina y sabe convertir cada país del mundo en su hogar. En su hablar es difícil detectar un acento específico que delate lo contrario.
“Siempre sentí que quería ser ciudadano del mundo. Cuando era pequeño no era totalmente feliz en mi pueblito y quería ir al colegio en la ciudad. Más tarde me fui solo a La Habana. Sentía que tenía esa fe de conocer el mundo y es que los espacios me van quedando pequeños”, explica.

A sus 42 años, Cala nunca se ha casado y tampoco tiene hijos. “He tenido intentos de casarme. El primero fue el responsable de que tuviera esa especie de rechazo hacia el matrimonio. Tenía 24 años. No estaba listo y eso marcó en mí el interés de ser una persona muy independiente”, cuenta.

El cubano asegura que cuando tenga hijos es porque habrá decidido prestar atención a su vida personal. “Estoy tratando de lograr ese balance. He priorizado conseguir retos, pero miro hacia atrás y no me arrepiento”, subraya.

Cala no sabe si tendría un matrimonio convencional, según expresa. “Hay reglas que no me han gustado mucho, pero me gusta dar cariño a otros niños. Tengo cinco sobrinos y si me falta un hijo ahí lo tendré”, dice, aunque adoptaría si las circunstancias lo ameritasen.

Intelectualidad
“El secreto del buen hablar es saber escuchar”, es lo que dice Cala al final de cada programa. Pero más que pronunciar palabras con claridad, él ha demostrado su capacidad de profundizar en temas de cualquier ámbito.

“Es el trabajo en equipo. No es mi genialidad”, afirma el periodista, quien trabaja con un grupo de personas que investigan y diseñan la estructura de las entrevistas.

“Cala” ha sido para el periodista el reto más importante en su carrera. “Lo cuestiono. Dios me ayuda a hacer las preguntas exactas todos los días”.

El comunicador percibe cuando se elaboran preguntas o respuestas prefabricadas y le disgusta la falsedad.

Las opiniones del público a través de su cuenta @CALACNN también le permiten detectar al comunicador si el entrevistado fue honesto o no.

Caso Amelia Vega
Una de las entrevistas de Cala más comentadas fue la de Amelia Vega el pasado mes de diciembre. La ex Miss Universo dominicana negó en su programa que tuviera una pareja en su vida. Sin embargo,  su boda con Al Horford el día 24 del mismo mes sorprendió a todos.

“La gente me bombardeó en Twitter y Facebook porque ella me mintió. Las celebridades mienten sobre su vida privada y lo entiendo, pero ella pudo haber dicho: -prefiero esperar a que haya sorpresas-, no por mí, sino por sus seguidores. La noticia a mí me hizo sentir un poco mejor porque, aunque no justifico la pregunta sobre cuándo fue la última vez que tuvo  sexo, dije: -Ismael, tenías un sexto sentido-”, explica.

Cala reconoce que en esa entrevista fue más allá de lo que mucha gente considera que es su papel como presentador, al preguntarle a Amelia sobre su vida sexual, y aclara que no lo volvería a hacer.

El presentador desmiente una vez más la supuesta censura por CNN de una segunda entrevista con la beldad. “La entrevista se grabó,  fue solo una y nunca fue censurada. Cuando me enteré de la falsa noticia que se difundió, estaba de vacaciones en Europa y el personal de Relaciones Públicas atendió el caso de inmediato”, explica.

Ismael Cala posee una destreza admirable para realizar entrevistas. Su perfecta dicción y manejo escénico lo consolidan como uno de los presentadores más versátiles de América Latina, sin dejar de ser un ciudadano del mundo y para el mundo.

(+)
SU RELACIÓN CON SU PAÍS CUBA
VOLVERÍA SOLO POR SU FAMILIA
Ismael Cala ha cosechado grandes éxitos fuera de su Cuba, donde tiene un hermano.

Sin embargo, hace 11 años que no viaja a su país natal. “No me he atrevido a ir porque hay cosas que funcionan de manera muy burocrática y prefiero no enfrentarme a ellas.

Allá no iría de vacaciones. Iría a ver mi familia”, sostiene. No obstante, su madre vive en Miami y asegura tener una familia unida y típica, aunque sus padres son divorciados.

Respecto a la situación de Cuba, el periodista la visualiza con muchas expectativas. “Ha habido una apertura. Ahora mucha gente puede vender y comprar autos, vender títulos de casas. Sigo pensando que para revitalizar la economía cubana se necesitan más de estos cambios. Se necesita otro tipo de reformas, pero claro, eso puede pasar sin dejar el espíritu y el sello del socialismo y comunismo”, dice.

Al referirse a Fidel Castro, manifiesta que “la continuidad de su proyecto está en manos de Raúl. Ha cedido muchos de sus poderes, pero creo que la muerte de Fidel va a generar convulsión. Va a ser uno de los momentos más grandes de este siglo. Después de Raúl no se qué podría suceder en Cuba”, sostiene el periodista y comunicador.

(+)
TRAYECTORIA SIN PAUSA
Orígenes. Ismael Cala nació en Santiago de Cuba, en 1969. En 1998 se marchó a Canadá y en el 2001 inició sus estudios de periodismo. A su llegada al país norteamericano, una familia dominicana lo ayudó a establecerse, especialmente el empresario Ramón Hernández.

Algunos proyectos televisivos que emprendió Cala desde 1998 fueron “Calando a…”, “Fiesta Olé”, “Caliente, caliente” y “Viva auto”, entre otros exitosos ciclos televisivos.

Después de graduarse de periodismo en 2003, Cala se radicó durante cinco años en Miami. Allí fue conductor invitado del programa “Despierta América” y más adelante formó parte de la familia CNN por su labor como corresponsal en un primer momento, sustituyendo a otros periodistas en períodos especiales.
Condujo los programas “¡Qué tarde tan padre!”, “La oreja” y “Calando fuerte”. En 2007 fue conductor del programa radial matutino “Ismael Cala y la Jungla de la Mañana”, de Mega 949.

Cala vivió en Miami hasta el 2008, para luego radicarse en México durante un año y luego regresó a la ciudad estadounidense.

Su más reciente programa es “Cala”, que se transmite a través de CNN en español todos los días, a las 10:00 de la noche en hora dominicana.
“Mi vida no la veo sin cambios. Es parte de mi personalidad”, afirma el comunicador.

 

Fuente, Listin Diario

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario