Rusia denuncia que EEUU aspira aislarla económicamente

MOSCÚ (Sputnik) — Las autoridades de EEUU tratan de bloquear económicamente a Rusia haciendo que otros países mantengan las sanciones contra Moscú, declaró el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov.

Según Riabkov, en enero pasado en el Congreso se presentó un proyecto de ley que prevé codificar las sanciones impuestas a Rusia por la administración de Obama para que el actual presidente “no pueda cancelarlas a su antojo”.

“Además, se propone ampliar y endurecer las restricciones e incluso hacer que las adopten terceros países a través de chantaje, es decir organizar una especie de bloqueo económico de Rusia”, dijo al intervenir en la Duma de Estado.

Lea más: Representantes de EEUU presentan proyecto de ley para evitar alivio de sanciones a Rusia

Según Riabkov, “esta idea se baraja en comités correspondientes del Congreso”.

Habida cuenta de los sentimientos antirrusos en el Congreso los legisladores estadounidenses podrían superar un posible veto presidencial, expresó el diplomático.

“No dramatizamos la situación, entendemos que Trump y sus designados necesitan tiempo para ajustar el trabajo en la política exterior y concretizar las prioridades, pero analizamos cuidadosamente todas las señales que provienen de Washington y juzgaremos exclusivamente por los hechos”, indicó.
El viceministro ruso de Exteriores declaró que el intercambio comercial entre Rusia y EEUU se redujo en un tercio debido a las sanciones.
“En cuanto a las sanciones que causaron la caída del intercambio comercial con EEUU al menos en un tercio, de 29.000 millones (de dólares) en 2014 hasta 20.000 millones el año pasado, nunca hemos pedido que sean levantadas ni planeamos hacerlo”, dijo al intervenir en una mesa redonda sobre las relaciones entre los dos países celebrada en la Cámara baja rusa.

Riabkov agregó que Moscú no discutió ni va a discutir los criterios para levantar las sanciones.

“En algunos ámbitos nos afectan las restricciones, pero no nos perjudican más que a las exportaciones de EEUU, que Donald Trump se encargó de estimular”.

El vicecanciller también señaló que Washington debe tomar decisiones al respecto, aunque “obviamente sería más fácil mantener una cooperación económica mutuamente ventajosa” y colaborar para solucionar la crisis en Siria.
“Debido a las restricciones impuestas por la anterior Administración los militares estadounidenses son incapaces de cooperar en pleno volumen con sus colegas de Rusia al respecto”, subrayó.

Las relaciones entre Moscú y Washington se deterioraron en 2014 tras el estallido de la crisis ucraniana y la adhesión de Crimea a Rusia.

El Gobierno de Obama impuso varios paquetes de sanciones unilaterales a Rusia por su supuesto papel en el conflicto interno ucraniano.

Moscú rechazó esas insinuaciones y recalcó que está interesada en que la nación vecina supere lo más pronto posible la crisis que vive desde 2014.

Deja una respuesta