República Dominicana se perfila como destino del turismo de astronomía

SANTO DOMINGO. ¿República Dominicana lo tiene todo? “Para el turismo de astronomía lo tenemos todo. Tenemos montaña para atrás, playa adelante y buen cielo”, sentencia Karls Peña Bautista, ex presidente y miembro de la Sociedad Astronómica Dominicana (Astrodom).

El turismo de astronomía es una actividad económica que convoca a los entusiastas de la astronomía a lugares con aptitudes para la observación del espacio. Este tipo de turismo incluye itinerario de actividades, eventos, museos y observatorios.

Chile, España, Portugal, Sudáfrica, Islandia, son países que explotan el turismo de astronomía y Astrodom cree que el país tiene cómo sumarse a la lista.

“Ya hay gente que viene aquí a hacer fotografías por los cielos que tenemos. Fotógrafos europeos que vienen a Punta Cana y la isla Saona. Y otras personas que aprovechan que están aquí para hacer observaciones; pero no es algo formal”, cuenta Miguel Acevedo, uno de los principales fotógrafos dominicanos de astronomía.

Para desarrollar el potencial turístico de los cielos dominicanos Peña Bautista indica que se necesita un observatorio público y habitaciones de hotel cerca de ese observatorio. Y sumaría variedad si se coloca el observatorio próximo a una playa.

“Lo primero que se necesita es hacer un observatorio nacional, eso ya es un atractivo. A ese observatorio, se le construye adjunto un observatorio público, donde los turistas puedan ir a observar y que no sea solamente una cuestión para uso científico”, indica Peña Bautista.

“Y un complejo pequeño, hotel boutique ecológico, con habitaciones cómodas para que los turistas se alojen en la zona. Lo demás es el trabajo de los hoteleros. Cuando tienes el hotel ahí, los hoteleros se encargan” añade.

Lugares como Estero Hondo, en Puerto Plata; Buen Hombre, en Montecristi; y Cabo Rojo en Pedernales, pueden ser destinos de este tipo de turismo. Porque “son lugares de baja población, cielos con poca humedad y playa cercana”, indica.

Características

• No es un turismo masivo, “pero el turista que va a un turismo científico devuelve más dinero por turista que el todo incluido”, defiende Karls.

• Incrementa la variedad de la oferta. “Una familia bien puede tener un grupo de personas que quiere su turismo de playa y otro que quiera hacer un turismo científico, la República Dominicana tiene capacidad de ofertar ambas. Si tu no se lo ofreces a esa familia, esa familia se va para Chile”.

• Compatible con el medio ambiente. “Yo como arquitecto no estoy a favor del desarrollo turístico dentro de área protegida pero tu tienes la posibilidad en Cabo Rojo, no en Bahía de las Águilas, de desarrollar un observatorio fuera del área protegida, con un hotel boutique, y con la playa cerca.

Ironía

“Pedernales lo tiene todo. Pedernales tiene todos los microclimas cerca en una sola provincia o cerca. Pedernales tiene la montaña a dos pasos, con la Sierra de Bahoruco; los pantanos, la playa, el desierto. Lo gracioso, que da gana de reírse y llorar al mismo tiempo, es que también es la provincia la más pobre del país”.

Deja una respuesta