Producción de petróleo de México cae a niveles de los años 1980

CIUDAD DE MÉXICO — La producción de petróleo de México sigue cayendo, y bajó a un promedio diario de 2,02 millones de barriles en enero de 2017, niveles de los años 1980, indica un reporte de la petrolera estatal petróleos Mexicanos (Pemex).

México exporta alrededor de la mitad de producción y en enero exportó un promedio de 1,08 millones de barriles diarios, según el informe oficial.

A lo largo de 2017, la producción de petróleo crudo equivalente sería de 1,94 millones de barriles diarios, en una caída sostenida desde el pico histórico alcanzado en 2004 de 3,4 millones de toneles diarios.

En el mismo mes de enero en el año pasado, la producción fue de 2,26 millones de barriles diarios, y aquel mes de 2016 exportó un promedio de 1,2 millones de toneles al día.

México aplicará una reducción administrada de 100.000 barriles por día durante el primer semestre del 2017, conforme al Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex, estatal) “tomando en cuenta la declinación natural de sus yacimientos”, y es la cifra comprometida como “recorte de producción” con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

México batalla por frenar la caída sostenida de su producción petrolera, que ha mantenido una baja constante desde 2004.

No obstante, la meta estimada para 2017 es unos 220.000 b/d menos que el promedio esperado para el cierre de 2016, según los datos oficiales.

El Estado mexicano firmó en diciembre pasado acuerdos por más de 40.000 millones de dólares para explotar sus campos bajo las aguas profundas del Golfo de México con las grandes petroleras mundiales, como las estadounidenses ExxonMobil, Chevron, la británica BP, y la noruega Statoil y petroleras de China, Japón e Indonesia.

Otros 6.000 millones de dólares en contratos fueron firmados desde el inicio de la apertura a la inversión extranjera y privada que puso fin a casi 80 años de monopolio estatal de Pemex.

De acuerdo con una presentación de la secretaría federal de Energía a inversionistas petroleros, a la cual tuvo acceso Sputniki en diciembre recién pasado, el primer barril de crudo para comercialización en aguas profundas del Golfo de México tardará 12 años (2028).

En las aguas someras del Golfo de México se requiere 10 años (2026), y para comenzar comercializar crudos no convencionales de rocas de esquisto en los desiertos fronterizos con Texas, EEUU, dos años (2019), y en otros campos terrestres convencionales del sur, tres años (2020).

 

Deja una respuesta