Planes de una nueva reforma fiscal inquietan a sectores económicos

Santo Domingo, RD.-El anuncio de que el Go­bierno proyecta para el próximo año impulsar una reforma fiscal similar a la que auspició el extinto presidente Joaquín Bala­guer a principio de los 90, ha creado incertidumbre en la población y posicio­nes encontradas en econo­mistas y empresarios.

La información fue ofre­cida por el ministro admi­nistrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, en una entrevista en el programa televisivo D’Agenda don­de manifestó “tenemos que volver a una reforma simi­lar a la de 1992, en el sen­tido de que sea pensada, in­tegral, que no sea un parche para cubrir una crisis even­tual”.

El vicedecano de la Fa­cultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), economista Antonio Ciria­co Cruz, manifestó que la propuesta externada por Paliza no es posible ni re­comendable.

Agregó que hacer una reforma de carácter admi­nistrativo no tiene cabida en la sociedad dominicana de hoy, “una sociedad más abierta, más democráti­ca, que exige participación en las decisiones que se to­men”. Ciriaco Cruz expuso que la Ley 12-01 de Estra­tegia Nacional de Desarro­llo manda a la realización de los pactos, entre ellos el fiscal y que eso es lo que hay que hacer.

Señaló que si no es posi­ble lograrlo se podría reali­zar una reforma fiscal pero consensuada con todos los sectores de la sociedad.

Agregó que el desarrollo democrático y las fuerzas sociales del país reclaman mayor concertación y par­ticipación en estos procesos que implican imposición de tributos, eliminación de exenciones y la reducción del gasto público.

Sector empresarial

La vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Indus­tria de República Domini­cana (AIRD), Circe Almán­zar, manifestó que hay que esperar a ver la propuesta que someterá el Gobierno dentro de la discusión del pacto fiscal, a sabiendas de que las alternativas de fi­guras impositivas son mu­cho menores que las que había en los años 90s y que el tamaño del Estado es mucho mayor y se requiere repensar no sólo los ingre­sos sino también la calidad del gasto público.

En tanto que, el presi­dente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera (AEIH), Leonel Castellanos, indicó que es impostergable una refor­ma fiscal integral donde haya una reestructura­ción del gasto que evite la escalada de endeuda­miento y los déficits pre­supuestarios.

Castellanos se mos­tró partidario de una re­forma que permita ge­nerar los ingresos que se requieren para el presu­puesto del 2022, pero de­jó claro que la misma no puede ser una reforma tributaria.

Contrario a lo conside­rado por el economista Ci­riaco Cruz, el presidente de la AEIH sostuvo que la reforma fiscal que se apli­có a inicios de los 90 fue una verdadera reforma fiscal integral que se con­virtió en un verdadero ins­trumento de desarrollo para el país “eso debe ser el espíritu de la próxima reforma fiscal”.

Con información de Patria Reyes Rodríguez, Listín Diario

Deja una respuesta