ONU: El 31% de los alimentos en el mundo se desperdician o se pierden

Es en los hogares y en los restaurantes en donde se registra el porcentaje más alto de desperdicio de comida.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 14% de los alimentos producidos a nivel mundial se pierden por cuestiones climáticas y de fauna, por ejemplo, los huracanes y los roedores; sin embargo, el 17% se tira o desperdicia en el entorno doméstico y los comercios.

A su vez, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) destacó que, además de la paradoja que resulta el alto desperdicio de comida a nivel global ante la hambruna que padecen algunas naciones, también se genera un daño ambiental, pues los alimentos que se pierden y no se utilizan representan 38% del uso total de energía en el sistema mundial.

De acuerdo con el informe Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo realizado por la ONU, hasta 2020 a nivel mundial hay 118 millones de personas subalimentadas, siendo África y Asia los continentes más afectados.

“Esto es absurdo porque para producir alimentos se utiliza agua, tierra, energía, mano de obra y generación de gases de efecto invernadero”, señaló la titular del Programa Universitario de Alimentación Sostenible (PUAS) de la UNAM, María Elena Trujillo Ortega.

Por ello, la experta de la UNAM hizo un llamado a que los consumidores sean conscientes, responsables y equilibrados, además de que, dijo, se debe apostar por la alimentación sostenible, que consiste en contemplar el medio ambiente y la biología, así como trabajar en la parte social.

“Un alimento va a ser correctamente producido bajo sistemas de producción que tomen en cuenta el medio ambiente, la producción, la parte social y la humanitaria, para poder satisfacer claramente las rutas de ese alimento que estamos produciendo”, expuso Trujillo.

Este 29 de septiembre se conmemora el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos fecha que sirve para hacer un llamado a productores y consumidores para evitar este fenómeno que no beneficia a la humanidad.

Deja una respuesta

cinco × cuatro =