Los demócratas quieren aprobar por vía rápida los cheques de 2.000 dólares de Trump

WASHINGTON, 24 dic (Reuters) – Los representantes del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes de EEUU pretenden conseguir el jueves una rápida aprobación de un proyecto legislativo de pagos directos de 2.000 dólares a la ciudadanía, que formaría parte de un paquete de ayudas económicas frente al coronavirus después de que el presidente Donald Trump insistiera inesperadamente en esta medida.

Lo que está en juego en este conjunto de medidas a largo plazo es enorme, ya que millones de estadounidenses esperan con urgencia algún tipo de nueva ayuda desde Washington ante una pandemia de COVID-19 que se está descontrolando tanto en Estados Unidos como en otros países.

A finales del lunes, el Congreso aprobó por abrumadora mayoría un proyecto de ley de ayudas de emergencia de 892.000millones de dólares que incluye un pago único de 600 dólares a los estadounidenses para ayudarlos a hacer frente a una economía nacional afectada por la pandemia.

Este paquete se sumó a los 1,4 billones de dólares en fondos para garantizar la continuidad operativa del Gobierno federal durante el actual año fiscal, que termina el 30 de septiembre de 2021.

Pero desafiando las expectativas, Trump insinuó el martes que podría vetar las ayudas si los pagos directos no se incrementaban hasta los 2.000 dólares por persona y si una serie de proyectos de gasto gubernamental no relacionados con la pandemia, incluidas las ayudas al extranjero, no se desechaban.

Trump, que espera recibir el proyecto de ley de 2,3 billones de dólares del Congreso, no dijo explícitamente que vetaría el proyecto en su forma actual.

Pero con su advertencia puso las ayudas frente al coronavirus en el limbo, así como la capacidad del Gobierno federal para funcionar con normalidad más allá del próximo lunes, cuando se agoten los fondos existentes.

En un desafío a los congresistas republicanos que se esforzaron por mantener el coste del proyecto de ley de ayudas por debajo del billón de dólares, los demócratas recibieron con entusiasmo la demanda de Trump de mayores cheques para los estadounidenses.

El miércoles, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, publicó en un mensaje de Twitter: “¡Sr. Presidente, firme el proyecto de ley para mantener el Gobierno abierto! Inste a McConnell y McCarthy a estar de acuerdo con la petición de consenso unánime de los demócratas de los pagos directos de 2.000 dólares! ¡Esto puede hacerse antes del mediodía del día de Nochebuena!”

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y el líder de la minoría de la Cámara, Kevin McCarthy, los dos republicanos más importantes del Congreso, han guardado silencio sobre la demanda de Trump de mayores pagos.

Pero en una carta enviada a última hora del miércoles a sus compañeros republicanos, McCarthy describió un movimiento de respuesta que su partido planeaba hacer el jueves y que buscaría introducir cambios en el apartado de ayudas exteriores del proyecto presupuestario.

Cada bando podría terminar bloqueando la propuesta del otro en un enfrentamiento que dejaría sin cambios el proyecto de ley que se aprobó el lunes.

Recurriendo a un procedimiento raramente usado en la tramitación de una ley importante, se espera que los demócratas traten de pasar la iniciativa de pago de 2.000 dólares a través de la Cámara a la velocidad del rayo con un voto unánime durante la mañana del jueves. Pero para que esta votación tenga éxito, los 435 escaños de la Cámara tendrían que estar de acuerdo con la maniobra.

Si la táctica de los demócratas fracasa, Trump tendrá que elegir entre firmar los 2,3 billones de dólares en ayudas frente al coronavirus y los fondos gubernamentales o vetarlos.

Un apoyo unánime del Congreso podría evitar el veto. Si no, el Congreso y la Casa Blanca entrarían en una confrontación potencialmente caótica sólo semanas antes de que Trump sea reemplazado por el presidente electo Joe Biden, un demócrata, el próximo 20 de enero.

Para evitar el cierre del Gobierno, el Congreso podría mantener las operaciones en marcha aprobando un cuarto proyecto de ley de financiación provisional antes de la medianoche del lunes. Para que esa opción funcione, los legisladores necesitarían la cooperación de Trump en un momento en que sigue expresando su disgusto por su derrota ante Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Sin embargo, el proyecto de ley provisional no incluiría las ayudas frente a la pandemia.

En otro frente contra Trump, el Congreso pretende anular el veto del miércoles del presidente a un proyecto de ley que autoriza los programas militares estadounidenses. La Cámara de Representantes quiere votar el lunes y el Senado podría hacerlo el martes.

Deja una respuesta