Euros en efectivo, la nueva fórmula de Venezuela para sortear sanciones de EEUU

CARACAS – Desde supermercados de Caracas hasta comercios electrónicos en la ciudad central de Maracay, los venezolanos están comenzando a aceptar el pago con euros en efectivo, en medio de una profunda crisis que acentúa la hiperinflación del país.

Las crecientes sanciones de Estados Unidos y el mayor escrutinio de los bancos mundiales han llevado al gobierno de Venezuela y la estatal petrolera PDVSA a empezar a pagar a algunos proveedores y contratistas con euros en efectivo, lo que multiplicó los billetes europeos que circulan en las calles.

Nueve fuentes con conocimiento de las transacciones dijeron que los pagos con euros en efectivo empezaron hace cuatro meses, reemplazando los que solían hacerse vía transferencias bancarias electrónicas en bolívares o en divisas.

Antes de la llegada de los euros, la inflación descontrolada llevó al gobierno socialista a relajar las restricciones para el uso de moneda extranjera y desde el año pasado fluyen los dólares en efectivo en tiendas de alimentos o restaurantes.

Los dólares aún son más comunes en las calles que los euros, pero los comerciantes ahora están dispuestos a recibir cualquiera de los dos monedas en efectivo por los productos que ofrecen. Pero en cualquier caso, el precio es el mismo, ignorando el mayor valor del euro en mercados internacionales.

    “Así es como funciona aquí”, dijo Oscar Ramírez, un comerciante de teléfonos móviles en el centro comercial City Market al este de Caracas, cuando repitió que mantenía el mismo precio en ambas monedas.

El uso de euros es el nuevo recurso que usan los venezolanos en una economía afectada por una inflación que llegó a superar el 1.000.000% anual%, una recesión que lleva más de cinco años y las sanciones estadounidenses, destinadas a presionar al presidente Nicolás Maduro para que renuncie.

Una compañía constructora recibió este año por primera vez un pago con euros en efectivo por sus servicios en un campo petrolero, dijo una fuente conocedora de la operación. La empresa recibía antes los pagos en cuentas bancarias locales.

“Hemos aceptado los euros en efectivo porque es la manera de poder cobrar por el trabajo”, agregó la fuente que ha trabajado para PDVSA y que pidió permanecer en el anonimato. La constructora luego usó el efectivo en euros para cubrir gastos locales en lubricantes y repuestos de maquinarias, señaló.

Compartir es apreciar!!

Deja una respuesta