El nuevo método de EEUU en la lucha económica contra China

El candidato a secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, ha declarado recientemente que aspira a equiparar las manipulaciones monetarias a subsidios fraudulentos. El experto económico Gary Hufbauer comentó las posibles implicaciones de este proyecto en la lucha económica contra China.

Durante los últimos años, varios proyectos de ley semejantes han sido enviados al Congreso norteamericano. Sin embargo, ninguno de ellos ha sido aprobado. Si esta vez el proyecto ve luz verde, el Departamento de Comercio estadounidense podrá acusar a cualquier país de manipulación monetaria, aseguró Hufbauer.

“Luego este país [que sea acusado] demandará a EEUU en la Organización Mundial del Comercio y calificará de contradictorias las reglas de la entidad y las acciones [de Washington]”, opinó el experto, que agregó que la tensión no ha hecho más que comenzar.

Hufbauer explica que todos los países, sin excepciones, utilizan manipulaciones monetarias para lograr una ventaja competitiva frente a otros Estados o con el fin de ayudar a las empresas nacionales.

No obstante, es muy difícil definir qué es una manipulación monetaria, prosiguió. Es mucho más complicado todavía calificar qué cantidad de manipulaciones pueden ser equiparadas a los subsidios. El analista manifestó que los conflictos y las disputas son inevitables en caso de que Washington tome decisiones de este tipo por su cuenta y riesgo.

“Todavía no está claro, pero creo que Washington va a tener muchas tensiones con Pekín respecto al comercio, teniendo en cuenta las recientes declaraciones de Trump. Creo que veremos numerosas causas judiciales en las que se mencionará a China, incluso causas referidas a manipulaciones monetarias”, aseveró.

El especialista eludió decir, sin embargo, que las posibles tensiones entre Pekín y Washington pueden provocar una guerra comercial sin cuartel. Hufbauer piensa que varios pequeños ‘enfrentamientos’ económicos con China son inevitables y, al parecer, “la nueva Administración [norteamericana] está preparada para ellos”.

Asimismo, el experto aclaró que estas acciones de EEUU pueden tener una motivación política, de manera que quizá busquen ejercer influencia sobre el gigante asiático.

Sería injusto asegurar que China ha estado debilitando su divisa nacional: recientemente, Pekín ha dado pasos para fortalecer el yuan, y esto contradice a las acusaciones de Washington, concluyó Hufbauer.

 

Deja una respuesta