Los Lakers caen ante los Knicks y sufren todos los males

Sin LeBron James y con Anthony Davis enfermo sobre la pista, los angelinos perdieron en el Madison Square Garden por 106-100

El conjunto de Frank Vogel cayó a un agujero de 25 puntos de desventaja, logró remontar y luego vio como New York resistía con un magnífico último cuarto

Evan Fournier, con 26 puntos, e Immanuel Quickley, con 12 de sus 14 tantos en el período definitivo, lideraron el triunfo local

Sin LeBron James y con Anthony Davis jugando enfermo, Los Angeles Lakers se buscaron más problemas de la cuenta en el Madison Square Garden de Nueva York y acabaron pagándolo con una derrota por 106-100 después de haber remontado un agujero de 25 puntos de desventaja en el marcador.

“No estábamos jugando lo suficientemente duro, así de sencillo”, valoró Russell Westbrook. La reacción llegó tarde y permitió a los New York Knicks apretar en el último cuarto y llevarse el encuentro de la mano de Evan Fournier, autor de 26 puntos, e Immanuel Quickley, que enchufó 12 de 14 tantos y cuatro triples en el período definitivo.

Julius Randle, que terminó con 20 puntos, 16 rebotes y 5 asistencias, tuvo que reservarse en el cuarto decisivo por acumulación de faltas y se perdió 8 minutos con el partido en liza. Sus compañeros le dieron una buena alegría después del susto que les dio Westbrook en el período anterior

El base de L.A. se salió en el tercer cuarto con 18 de sus 31 puntos totales, a los que añadió 13 rebotes y 10 asistencias como principal arma del equipo. Anthony Davis, que despertó en NY con fiebre, terminó con 20 puntos y 6 rebotes.

Fallaron para el conjunto de Frank Vogel piezas clave como Carmelo Anthony, desdibujado en su antiguo hogar con 12 puntos y un 3 de 14 en tiros de campo, y Talen Horton-Tucker, negado con un rosco tras fallar sus ocho tiros a canasta.

Avery Bradley, con 15 puntos y 9 rebotes, fue una de las mejores noticias para el conjunto visitante, que a pesar del empuje de Westbrook solo logró empatar el partido tras verse 25 abajo en el segundo cuarto.

Los Knicks arrancaron con un 10-0 de parcial que ampliaron a un 36-15 con un minuto por disputarse del primer periodo. A falta de cinco minutos para el receso, los Lakers seguían muy lejos con un 59-35 en el marcador, pero un parcial de 2-16 antes del descanso dejó el hueco en 61-51 al descanso.

El primer empate de los dos que lograron los Lakers llegó con un mate de Melo para el 79-79 en el tercer cuarto. “Ningún equipo quiere arrancar encajando un 10-0, pero un partido es largo y hemos luchado para darnos una oportunidad”, concluyó Westbrook.

Desde casa, un LeBron que se ha perdido las últimas dos visitas al Madison, probablemente no estaría muy contento con lo que vio de sus compañeros. Tampoco con las excusas en sala de prensa. El astro volverá esta madrugada contra los Indiana Pacers tras cumplir con el partido de sanción impuesto por su codazo a Isaiah Stewart en el Pistons-Lakers.

Lejos de ser un equipo de campeonato, estos Lakers siguen todavía en la fase de contentarse por luchar un partido como el de anoche en Nueva York.

mundodeportivo.com

Deja una respuesta

17 − 7 =