Los Bucks derrotan a los Raptors y los ponen cerca de la eliminatoria

Los Raptors acusaron el cansancio y el verse ganadores del primer encuentro y cayeron con claridad en el segundo. 30+17+5 de Anteto

Los Raptors acusaron tanto física como mentalmente el esfuerzo del primer partido, en el que rozaron con la yema de los dedos una victoria que les hubiera puesto en una posición franca, y cayeron con claridad en el segundo de estas finales de la Conferencia Este ante los Bucks por 125-103.

No tuvieron opción alguna en este segundo pase y se van de Milwaukee con un 2-0 que les obliga a igualar lo que ha hecho su rival para volver en un quinto encuentro e intentar robar el factor-cancha.

El equipo de Nick Nurse salió superado del vestuario. La intensidad decreció y tampoco tiene que recaer tanta culpa sobre ellos, a decir verdad: las piernas pesan y los Bucks han tenido una semana más de descenso que ellos, que no han tenido ni un día ni lo tendrán. En alguno momento se tenía que notar. Ya no era turno de Brook Lopez, desaparecido hoy, sino de Mirotic o Ilyasova. Milwaukee ganaba el rebote con mucha facilidad, algo que en condiciones normales (con el doblete Marc/Ibaka más Siakam y Leonard) no les debería ocurrir.

Se repetían esquemas, reglas y teoremas, pero todos se despejaban con los Bucks como solución: Powell volvió a aportar puntos desde el banquillo, pero volvió a estar muy solo. En los Bucks fallaba Lopez pero se ponían las pilas los mencionados e incluso George Hill, que aparte de meter canastas hacía difícil la existencia de un Lowry que venía de salirse en el encuentro del miércoles. Y Antetokounmpo, que se fue hasta los 30 puntos, 17 rebotes y 5 asistencias (algo que sólo han hecho Kareem Abdul-Jabbar y él) con facilidad pasmosa (como acostumbra).

Los Raptors firmaron su segundo peor primer cuarto del curso. Es rimbombante leerlo y hace que resuene en las cabezas de los jugadores del equipo. Marc Gasol no estuvo bien, Pascal Siakam no se implicó como debía y Kyle Lowry no estuvo ni medio acertado en comparación con el primer encuentro. Ya se ha dicho en estos ‘playoffs’ que Kawhi Leonard está un poco solo al mando de este equipo y esta vez el mal se ha reproducido: 31 puntos con sólo ocho fallos en los tiros, otro muy buen partido suyo que sirvió para absolutamente nada. Ese primer cuarto fue un fiel reflejo de lo que ocurriría durante todo el partido. Después del descanso los Bucks rozaron los 30 de ventaja. El cara a cara era inexistente porque los locales estuvieron a otro nivel.

Milwaukee superó a Toronto en el uno contra uno pero también cuando se echaba mano de las ayudas, algo que no habla muy bien de los canadienses. Estuvo muy suelto el equipo local, recordando al que ganó la fase regular y al que ya dio un aviso a los Warriors en su momento. Mucho tiene que descansar y repensar Toronto si quiere entrar de nuevo en la eliminatoria.

Mike Maestre, As.com


Deja una respuesta