Fútbol y playa frente a una pandemia que ya deja más de 305.000 muertos

El fútbol se reanuda en Alemania este sábado y se podrá pasear por la playa en Francia y Grecia. Serían noticias banales hace algunos meses, pero en un mundo paralizado social y económicamente por una pandemia que ha dejado más de 305.000 muertos se celebran como una victoria en el paulatino regreso a la normalidad.

La liga alemana es el primer gran campeonato que se reanuda después de semanas de confinamiento. Y los países donde el fútbol es el deporte rey mirarán con lupa esta vuelta al campo de juego, que se llevará a cabo a puerta cerrada, en cinco estadios del país.

“El mundo entero nos mira”, constató el entrenador del Bayern de Múnich, Hansi Flick, consciente de que “puede ser una señal para todas las demás ligas”.

Los franceses vivían su primer fin de semana con libertad para desplazarse un máximo de 100km respetando normas de distanciamiento e higiene. Aprovechando el sol, muchos parisinos decidieron ir a los bosques cercanos a París a respirar y disfrutar de un poco de naturaleza.

Además, varios lugares turísticos emblemáticos como el Monte Saint Michel o el santuario de Lourdes abrieron sus puertas el sábado, pero solo para los visitantes locales, debido a las restricciones de movimiento en el país, donde murieron ya más de 27.500 personas por coronavirus.

Además, en las playas se puede hacer deporte o caminar pero nunca en grupo. Tomar el sol o hacer un pícnic en la arena siguen siendo lujos prohibidos por el momento.

– Distancia, desinfección y gel –

Más al sur, Grecia reabrió sus 515 playas privadas, pero con la condición de que se respeten normas estrictas, como la prohibición de colocar la sombrilla a menos de cuatro metros del vecino. Las playas públicas ya reabrieron el 4 de mayo, el primer día del desconfinamiento progresivo en el país.

En Italia, tercer país del mundo más afectado por la pandemia, con un saldo de 31.600 muertos, y donde el turismo es un ingreso imprescindible, el litoral también se prepara para recibir a los visitantes con todas las medidas de precaución posibles, como distancia, desinfección de zonas comunes o distribuidores de gel hidroalcohólico.

Además, la basílica de San Pedro, en el Vaticano, abrirá el lunes. El país anunció el sábado que todas sus fronteras estarán abiertas para ciudadanos de la UE desde el 3 de junio y sin obligación de permanecer 14 días aislado al llegar al país.

Alemania hará lo mismo el 15 de junio, aunque ya abrió desde este sábado su frontera con Luxemburgo y flexibilizó las condiciones de paso en los cruces con Suiza y Austria.

– Chile en cuarentena –

La situación era muy diferente en América Latina, donde la pandemia no cede y ya dejó un total de 25.690 muertos y 454.107 contagios.

Los siete millones de habitantes de Santiago, en Chile, iniciaron el viernes una cuarentena total ante el repunte de nuevos casos en los últimos días.

Las calles de la capital estaban vacías al caer la noche y 14.000 efectivos de las fuerzas de seguridad vigilaban que el toque de queda nacional se respetara.

En el país hay casi 40.000 contagios registrados y 394 muertos por coronavirus. En los últimos días, el número de nuevos casos pasó de unos 500 por día a cerca de 1.000, lo que llevó a las autoridades a reforzar las restricciones.

“Entramos a la etapa más dura, donde se requiere la mayor solidaridad, el mayor control de unos a otros. Usa por favor la mascarilla, no salgas en esta situación”, suplicó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

En Brasil, el país de América Latina más castigado por la covid-19, con 202.000 casos y casi 14.000 muertos, el ministro de Salud dejó el cargo por “incompatibilidades” con el presidente Jair Bolsonaro en la lucha contra el nuevo coronavirus.

El oncólogo Nelson Teich, de 62 años, duró menos de un mes en el cargo. El 17 de abril había reemplazado a Luiz Henrique Mandetta, otro médico, favorable a medidas de aislamiento social que según Bolsonaro pueden ser peores que la enfermedad, debido a sus consecuencias económicas.

El número de casos podría sin embargo ser hasta 15 veces superior, en un país sin generalización de test, según expertos.

En Colombia, el presidente Iván Duque anunció que habían llegado a varios acuerdos con Brasil para luchar juntos contra la pandemia en la frontera que comparten en la Amazonia. Entre ellos hay cooperación militar y sanitaria para prevenir los contagios en esta región.

México, otro de los países más afectados, ya registra 4.767 muertos, según las cifras comunicadas el viernes, es decir, supera a China, donde la covid-19 surgió en diciembre.

– Morgues colapsadas –

La epidemia está dejando imágenes dantescas en todo el mundo. En Bombay, en India, las morgues están llenas, hay cadáveres abandonados en salas de hospitales, algunos pacientes tienen que compartir cama y el personal sanitario está agotado.

Un video macabro, compartido en las redes sociales y en los medios de comunicación indios, ilustra la magnitud de la crisis en esta ciudad, de 18 millones de habitantes, que registra casi 17.000 casos confirmados de covid-19, más del doble que en la capital, Nueva Delhi.

“El sistema está bajo una enorme presión, estalla”, constata Deepak Baid, un médico de cuidados intensivos.

El impacto económico de la pandemia es inimaginable por ahora. Según la Organización Mundial de Comercio (OMC), las transacciones internacionales registrarán “pérdidas de dos dígitos” en casi todas las regiones del mundo.

El efecto es especialmente funesto en el sector de las aerolíneas. El viernes, la chileno-brasileña LATAM Airlines anunció que despedirá a 1.400 empleados de sus filiales en Chile, Colombia, Ecuador y Perú como resultado de la drástica reducción de sus operaciones por culpa de la pandemia.

Air Canada también comunicó que deberá prescindir de la mitad de sus 38.000 empleados.

– La esperanza de una vacuna –

En Estados Unidos, el país más afectado del mundo, con 87.493 muertos, el desempleo ya afecta al 15% de la población, una cifra récord.

En Washington, la Cámara de Representantes votó el viernes un histórico plan de ayuda de tres billones de dólares, pero el texto presentado por los demócratas ha sido rechazado por el presidente Donald Trump y los republicanos, mayoritarios en el Senado.

Aunque el desconfinamiento comenzó el viernes en partes de Virginia y Maryland, Nueva York, el pulmón económico del país y epicentro nacional del virus, con más de 20.000 fallecidos, permanecerá confinada hasta el 28 de mayo como mínimo.

Trump predijo de nuevo una vacuna para fin de año, “tal vez antes”.

Este sábado, la ministra francesa de Investigación, Frédérique Vidal, estimó, más prudente, que la primera vacuna no estará disponible antes de 18 meses. “No es razonable pensar que podamos ir más rápido, salvo si decidimos poner en peligro la salud de la gente”, dijo.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) baraja el plazo de un año, siendo “optimistas”.

En total, hay 100 proyectos de vacuna en el mundo y una decena de pruebas clínicas están en curso, cinco de ellas en China, para intentar encontrar un remedio para la covid-19.

Los 194 miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunirán virtualmente el lunes para intentar coordinar una respuesta ante la pandemia, una cita que puede estar dominada por la tensión entre China y Estados Unidos.

Y frente a la pandemia, hay quien opta por la originalidad.

En Washington, un premiado restaurante decidió poner maniquíes vestidos de manera original en varias mesas para garantizar, cuando reabra sus puertas a finales de mayo, la distancia entre los comensales y brindar a sus clientes una ocasión de hacer una foto divertida. ¿Siniestro o divertido? A gusto del consumidor.

AFP

Deja una respuesta