El Ministerio de Deportes se desvincula del caso luces del Estadio Quisqueya

El Ministerio de Deportes y Recreación (Miderec) dice que no participó en el proceso de compras del sistema de iluminación que se instalará como parte de las remodelaciones del Estadio Quisqueya Juan Marichal, con miras a la celebración de la Serie del Caribe .

“Nosotros, como Ministerio de Deportes, solo le depositamos el dinero al patronato y esa entidad contrató a la persona que está haciendo la remodelación al estadio”, dijo el ministro Francisco Camacho, en un comunicado.

El Gobierno dominicano destinó US$1.7 millones (RD$97.4 millones, a una tasa de RD$57.15 por dólar), para trabajos que incluyen un nuevo sistemas de luces LED, la sustitución de las colchas de las paredes, la reparación de los clubhouses de visitantes, así como también trabajos en el palco presidencial y la oficina del Comisionado Nacional de Béisbol.

Antes del inicio de los trabajos, que lidera el ingeniero Garibaldy Bautista, el ministro Camacho exigió que un supervisor de Grandes Ligas certificara que el sistema de luces instalado fuera aprobado para en un futuro celebrar partidos de Grandes Ligas.

Ese supervisor fue Murray Cook, quien supuestamente sugirió que se contratara a la empresa Musco Lighting, que se encargó de iluminar el estadio Field of Dreams.

Sin embargo, la empresa dominicana ESC Group sometió una queja ante la Dirección General de Compras Públicas (DGCP) el 7 de septiembre, reclamando que se violaron las leyes de compras y contrataciones del país al no someter el proyecto a licitación.

“Pedimos que se cumpla el debido proceso, queremos que las cosas cambien y que los dominicanos tengamos la oportunidad de hacer las cosas bien”, dijo Roque Arturo Gregorio Ureña, gerente administrativo de ESC Group a Diario Libre.

En dos oportunidades, Diario Libre se ha comunicado con la Dirección General de Compras Públicas y la respuesta ha sido la misma.

“La DGCP solicitó toda la información referente a ese proceso, la cual está bajo un proceso de análisis y oportunamente se referirá sobre el particular”, dijo una representante del organismo.

El 6 de enero del año en curso la DGCP estableció que: “En lo referente al procedimiento de comparación de precios de obras para este 2021, el tope va desde RD$26,286,649.00 a RD$98,574,933, mientras que en el caso de los bienes y servicios el tope de esta modalidad de contratación va de RD$985,749 a RD$4 millones 792 mil 883.99”.

El presupuesto destinado para las obras del Quisqueya encaja en las obligaciones de comparación de precios que cita la DGCP.

Pero en el comunicado de Miderec cita al presidente de la LIDOM, alegando que en el proceso no hubo violaciones de la Ley de Compras Públicas.

“El Estado dominicano tiene la facultad de proveer de apoyo económico al patronado que rige el Estadio Quisqueya para que se realicen remodelaciones, mantenimientos y reconstrucciones pertinentes para su modernización”, dice el comunicado.

Mejía sostuvo que el patronato es una entidad privada que se rige en base al decreto 129-11, que si bien no le da personalidad jurídica si lo hace sujeto de derechos, deberes, obligaciones y estipulaciones a su favor.

“El propio decreto -en su artículo 9- dice que el Estado puede hacer aportes al patronato del Estadio Quisqueya Juan Marichal, siempre que esos fondos provengan de un presupuesto aprobado, que en este caso proviene de una partida incluida por el presidente de la República Luis Abinader en el presupuesto complementario”, precisó.

Diario Libre

Deja una respuesta

5 × cinco =