El bateador designado universal crea más plazas para dominicanos

La propuesta de Major League Baseball para jugar este año pone fin a una petición que lleva casi medio siglo de una cuota importante de los actores a la vez que abre la oportunidad a toleteros con limitaciones defensivas: se trata de la eliminación del bateador designado en la Liga Nacional.

En 1973 la Liga Americana adoptó ese bate extra en la alineación, mientras que en el Viejo Circuito se mantuvo al lanzador agotando esos turnos, lo que se tradujo en un entorno menos ofensivos en este último.

Ya estaban adelantadas las conversaciones para implementar la posición a nivel universal para 2022, pero el escenario planteado por el COVID-19 apunta a acelerar la decisión.

Una condición que jugó en contra de grandes bateadores que disputaron la mayor parte de su carrera en esa posición para lograr la inmortalidad por la excusa de su escaso o nulo aporte defensivo, pero que ha cedido en los últimos años con la llegada a Cooperstown de Frank Thomas (2014), Harold Baines (2018) y Edgar Martínez (2019).

Ricardo Carty fue el primer dominicano en ocupar la posición en Grandes Ligas, el siete de abril de 1973 (se fue de 4-0) cuando ya tenía 33 años y terminó disputando el 40% de sus partidos en ella.

Luego encontraron espacio como DH Gerónimo Berroa, George Bell y Luis Polonia en la postrimería hasta que llegó el más auténtico que ha producido el país, David Ortiz, a principio del siglo actual.

En el tramo final de sus carreras Vladimir Guerrero, Manny y Hanley Ramírez también fueron acomodados a esa función hasta llegar al hoy donde Nelson Cruz y Edwin Encarnación se han consolidados en el último lustro, al igual que Albert Pujols.

Ha sido el Big Papi el primero que asumió el puesto en el arranque de la curva de ascenso de su carrera hasta el final, tan prolífico que es dueño de la mayoría de lideratos de poder en la posición en toda las Grandes Ligas.

Si bien se consolidó con los Medias Rojas a partir de 2003 ya desde el 2000 en Minnesota lo utilizaron la mayor parte del tiempo en esa casilla y terminó con números tan impresionantes que pueden depositarlo en el Salón de la Fama.

LOS CANDIDATOS

La propuesta de la MLB abre el espacio para que jugadores como Cruz (39 años) y Encarnación (37), que no dan señales de que el tiempo reduzca su poder y velocidad en el bate, encuentren 15 nuevas opciones de trabajo una vez lleguen a la agencia libre y así prolongar carreras que ya superan los 400 vuelacercas.

Pero Cruz y Encarnación son las caras más visibles. En Baseball America ven que la activación del DH en la Nacional puede abrir las puertas para que el prometedor prospecto criollo Cristian Paché entre en los planes de unos Bravos donde hoy se le dificultad con la presencia de cuatro jardineros como Ronald Acuña, Marcell Ozuna, Ender Inciarte y el veterano Nick Markakis.

La lista es larga, incluye a jugadores que hoy pertenecen a la Liga Americana. Starlin Castro llegó a Washington a pelear un puesto en el infield, aunque si algo queda claro es que el madero es el principal activo del montecristeño.
Miguel Ángel Sanó apenas tiene 27 años y ha disputado casi un tercio de sus juegos (29%) como designado. Los Mellizos lo han movido a la inicial y puede ser el seguro de vida para el club si no renuevan a Cruz.

Jardineros jóvenes como Franmil Reyes (Indios), Domingo Santana (Indios) y Arístides Aquino (Rojos) son bateadores de poder que pueden entrar en unas ecuaciones más dinámicas con mayor abundancia de outfielder a la vez que pueden alternar el tiempo como DH.
Gary Sánchez mejoró el número de passed ball (de 18 a 7), aunque su porcentaje de atrapados en intento de robo continuó su tendencia a la baja (30-23%), pero la inicial y ser designado ha sido una opción que siempre han sido consideradas para el Kraken.

Las métricas defensivas muestran que a Carlos Santana le costó acostumbrarse a jugar en la inicial, pero las últimas cuatro temporadas ha tenido un saldo favorable con 13 carreras salvadas. Santana viene de pegar 34 jonrones en 2019 (su tope) y es candidato a extender su carrera más allá de la Americana.

Vladimir Guerrero Jr. cometió 17 errores y costó nueve vueltas con su defensa en 96 partidos que jugó en su estreno el curso pasado, pero su peso tiene años con la alerta activada de que su destino puede estar en la inicial o como designado.

Deja una respuesta