¿Pudo espionaje de EEUU acceder a secretos de Rusia en el campo de las armas hipersónicas?

MOSCÚ— La posible filtración de informaciones sobre las tecnologías hipersónias rusas del centro de investigaciones ruso Tsniimash, perteneciente a Roscosmos, no afectará la superioridad de Rusia en este campo, declaró a Sputnik el experto militar Ígor Korótchenko.

El periódico Kommersant reveló que agentes del FSB registraron varios despachos de Tsniimash, así como la oficina del director de un centro de análisis de la empresa aeroespacial ORKK, Dmitri Paison, en el marco de un expediente por alta traición.

Se sospecha que empleados del Tsniimash, con los que Paison mantenía estrechos contactos, entregaron al servicio secreto de otra nación materiales clasificados sobre proyectos rusos de tecnologías hipersónicas, publicó el diario citando una fuente próxima a la investigación.La fuente no desveló la identidad de estas personas, ni su condición actual en el marco de la investigación, alegando el secreto sumarial.

“A juzgar por la información difundida, los servicios de inteligencia extranjeros podrían haber tenido acceso a los datos sobre las pasadas pruebas de los misiles hipersónicos y sus resultados, pero no más”, alegó.

Según Korótchenko, “está claro que esto daña los intereses rusos, sin embargo no puede conducir a un salto rápido en el desarrollo de las tecnologías hipersónicas de los competidores extranjeros, ya que estos datos estaban fragmentados”.El experto explicó que en el desarrollo y la producción de las armas hipersónicas participan decenas de empresas y cientos de productores de diversas piezas, en cada una de las cuales se toman medidas de contrainteligencia y protección de secretos, lo cual no permite a la inteligencia extranjera recabar una cantidad crítica de informaciones secretas.

“Los datos que podrían haberse filtrado no devaluarán nuestras posibilidades en la esfera de las armas hipersónicas, según los resultados de la investigación que se lleva a cabo en Rusia se llegarán a las conclusiones necesarias para detectar los aspectos potencialmente débiles de la seguridad de los desarrollos hipersónicos modernos que permitan cerrar con garantías las fisuras”, indicó.La corporación aeroespacial rusa, Roscosmos, confirmó este 21 de julio que Dmitri Paison, implicado en la investigación del supuesto traspaso de información clasificada sobre tecnologías hipersónicas, presentó la renuncia.

Sin embargo, sobre Paison no pende acusación alguna y figura en este proceso como testigo.

(Sputnik)

Deja una respuesta