Cinco capacidades brillantes pero aterradoras de nuestro cerebro

1. El cerebro toma una decisión 30 segundos antes de que una persona lo haya asimilado siquiera. Medio minuto es un período enorme para la actividad cerebral. Al final, ¿quién toma esta decisión, la persona o su cerebro? Y esta idea —¿quién es en realidad el jefe?— es realmente aterradora. La verdad es que hay demasiados jefes: el genoma, el tipo psicosomático y muchas cosas más, incluidos los receptores. Pero, ¿quién es esa criatura que toma decisiones? Y eso sin tocar siquiera el tema del subconsciente.

2. Debemos tomarnos en serio a nuestro cerebro, puesto que nos engaña. Recuerden las alucinaciones. Es imposible convencer a una persona de que está alucinando, de que lo que está viendo no existe. Para quien las ve, son tan reales como este vaso de agua que tengo sobre la mesa. El cerebro le da toda la información sensorial de que es real. Entonces, ¿qué motivos hay para creer que todo lo que está pasando es real y no está dentro de nuestra alucinación?

3. Para que sus pensamientos no les destrocen por dentro, tienen que desahogarse. Para eso existen los confesores, los amigos y los psicoterapeutas. Si no sacan una astilla a tiempo, les puede causar una infección sanguínea. La gente que calla y lo guarda todo dentro está bajo riesgo psicológico, psiquiátrico e incluso somático. Cualquier profesional estará de acuerdo conmigo —todo empieza con una úlcera de estómago—. La mente y el cuerpo de cada persona están íntimamente relacionados.

4. Nacemos con un poderoso ordenador en nuestra cabeza. Pero tenemos que ‘instalar’ varios programas allí. Algunos programas ya vienen ‘preinstalados’, mientras que otros tienen que ser ‘descargados’. Y los estamos descargando durante toda la vida… hasta la muerte. Y durante este tiempo seguimos cambiando y reestructurándonos.

5. El cerebro no es solo una red neuronal —es una red de redes, una red de redes de redes—. Es capaz de contener 5,5 petabytes [5,5×1015 bytes] de información, lo que equivale a tres millones de horas de vídeos. ¡Trescientos años de transmisión continua!

Compartir es apreciar!!

Deja un comentario