Hallan evidencia de la existencia de un planeta con 3 soles (video)

Los científicos han encontrado evidencias de la existencia de un sistema estelar excepcionalmente raro en la constelación de Orión. Se trata de un mundo que orbita tres soles simultáneamente.

Bautizado de GW Orionis, o sencillamente GW Ori, esta agrupación de estrellas está ubicada a unos 1.300 años luz de la Tierra.

“Con tres anillos naranjas polvorientos anidados uno dentro del otro, este sistema [estelar] literalmente parece una diana gigante en el cielo. En el centro de esa diana viven tres estrellas: dos encerradas en una estrecha órbita binaria entre sí, y una tercera girando ampliamente alrededor de las otras dos”, detalla el portal científico Live Science (LS).

Los sistemas estelares triples —es decir, los conjuntos de tres estrellas que orbitan alrededor de un centro de gravedad común— son por sí solos ocurrencias bastante raras en el cosmos. Pero las peculiaridades de GW Ori no terminan ahí.

Un estudio llevado a cabo en 2020 echó un vistazo de cerca al sistema estelar con la ayuda del telescopio ALMA, en Chile, y descubrió que sus tres anillos de polvo están desalineados entre sí, con el anillo más interno “bamboleándose salvajemente en su órbita”, agrega LS.

En la ocasión, los científicos sugirieron que un planeta joven o un planeta todavía en formación podría ser el responsable de la alteración del equilibrio gravitacional de la intrincada disposición de triple anillo de GW Ori. De confirmarse su existencia, sería el primer planeta circuntriple —es decir, planeta de triple sol— en el universo conocido.

Ahora, un nuevo estudio ofrece evidencia de la existencia del extraordinario mundo. Con la ayuda de simulaciones tridimensionales, los investigadores modelaron la posible formación de los misteriosos huecos en los anillos del sistema estelar, basándose en observaciones de otros anillos de polvo conocidos.

Las simulaciones sugieren que la explicación más probable de la extraña forma y comportamiento de los anillos del sistema GW Ori es la presencia de un enorme planeta del tamaño de Júpiter o, quizás, de varios planetas.

De confirmarse, la existencia de este mundo probaría que los planetas pueden formarse bajo una gama más amplia de condiciones de las que los científicos creen actualmente.

El estudio se publicó el pasado 17 de septiembre en la revista científica Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Deja una respuesta

dieciseis + 9 =