Varios países se unen contra el dólar para defenderse de las acciones de Trump

La lista de los Estados contra los cuales EEUU lleva a cabo una guerra comercial se hace cada vez más larga. No obstante, con esta lista también aumenta la variedad de las consecuencias que habrá para el mismo país norteamericano. Algunos expertos internacionales explicaron a Sputnik el impacto que tendrán las acciones de EEUU sobre la economía mundial.
Turquía está preparándose para usar la divisa nacional en las transacciones con sus socios comerciales más grandes, anunció el presidente otomano, Recep Tayyip Erdogan. El mandatario turco hizo esta declaración en el contexto de la crisis que está viviendo la relación entre Ankara y Washington.
Así, Erdogan dijo que Turquía no aceptará el orden mundial donde se le declara una guerra comercial al mundo y los países son presionados por las amenazas de imponer sanciones.
“En caso de que los países europeos también quieran librarse de las cadenas del dólar, Ankara estará dispuesta a hacer lo mismo con ellos”.
EL DÓLAR COMO HERRAMIENTA DE PRESIÓN
Sadik Unay, profesor de la facultad de economía de la Universidad de Estambul y experto del Fondo de estudios políticos, económicos y sociales (SETA), destacó en una entrevista a Sputnik que EEUU usa su influencia económica para lograr sus objetivos políticos:
“EEUU ya no siente la necesidad de mantener su antigua imagen. Si tienen algún desacuerdo en su política exterior con un país u otro, empiezan por imponer limitaciones comerciales, aumentan las tarifas, o sea: usan todos los medios a su alcance para ejercer presión económica”.

Unay también señaló que en manos de EEUU el dólar es una herramienta de presión:

“EEUU constantemente ejerce presión sobre China por medio del tipo de cambio del yuan frente al dólar y usó una operación económica similar contra Rusia en 2015, cuando causó la caída del rublo. Ahora intentan influir sobre Turquía de la misma manera.

Creo que ni China, ni Rusia, ni ninguna otra economía emergente pueden estar satisfechas con el actual sistema enfocado al dólar. Todos los jugadores quieren eliminar este sistema, pero las transacciones comerciales con el uso de divisas nacionales requieren una infraestructura acorde a los flujos internacionales del comercio y las finanzas.

Vista la actual crisis de relaciones turco-estadounidenses, es muy probable que precisamente Turquía sea uno de los países con mayor iniciativa en este asunto. Creo que el número de países que querrán unirse a un sistema alternativo al dólar aumentará drásticamente en caso de que se logre crear uno”.

“En el futuro, el comercio en divisas nacionales y mecanismos de intercambios se desarrollarán cada vez más activamente, dejando al dólar “fuera de juego”.

Obviamente, no cabe esperar que se elimine rápidamente la hegemonía del dólar, pero tanto los Estados miembros del BRICS como todos los demás jugadores en vías de desarrollo que persiguen el fomento del comercio internacional saldrán adelante con iniciativas para neutralizar la influencia del dólar”.

 Sadik Unay, experto del Fondo de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (SETA)

Según el experto, los fenómenos de crisis en la economía mundial a causa de la guerra comercial también tendrán un efecto negativo sobre el sistema económico estadounidense, pero Washington intentará solucionar este problema por medios no económicos.

“Obviamente la ralentización del ritmo de crecimiento económico en el mundo también afectará a la economía estadounidense, pero ellos creen que podrán suplir este déficit por la vía de la confrontación al provocar conflictos regionales en determinados lugares del mundo, principalmente en Oriente Medio. Lo harán para aumentar aún más su fabricación de armas y fortalecer su sector energético.

En general, EEUU se conoce por su política exterior agresiva, que por medio del armamento a gran escala proporciona el crecimiento de ingresos en los ámbitos de las altas tecnologías. Para los países en vías de desarrollo esta situación representa una perspectiva grotesca, ya que en caso de que disminuya el ritmo del crecimiento económico mundial, las más impactadas serán la mayoría de las economías en vías de desarrollo, y en mayor medida China”.

¿QUÉ IMPACTO SOBRE EEUU TENDRÁ LA GUERRA COMERCIAL CONTRA CHINA?
Mientras tanto, la guerra comercial que inició Trump contra China amenaza con tener graves repercusiones para el propio EEUU: ante todo para las compañías estadounidenses con estructuras productivas en el país asiático.
Poner trabas al negocio estadounidense
Hay muchas compañías estadounidenses presentes en el mercado chino, sea en forma de empresas conjuntas con socios locales, o en forma de filiales. El año pasado sus ganancias en China ascendieron a los 500.000 millones de dólares y el valor total de los activos de estas empresas llega a los 600.000 millones de dólares.

Según los datos de FactSet Research Systems Inc., en 2017 el 19% de las ventas mundiales a Apple se hizo en China. Lo mismo ocurrió con Intel (24%), Qualcomm (65%) y Starbucks (20%).

Con ello, las leyes chinas estipulan que estos ingresos se pueden sacar del país solo con previa aprobación de las autoridades financieras. Así, no les cuesta nada complicar los procedimientos para efectuar transferencias bancarias transfronterizas.

Otro as en la manga de China son los yacimientos de tierras raras que son esenciales para la fabricación de pantallas para los teléfonos inteligentes, placas madre y otros productos tecnológicos. El 90% de estos recursos naturales se encuentra en China.

Así que los gigantes tecnológicos de todo el mundo están atemorizados por lo que será de sus cadenas de abastecimiento para la producción de los ‘smartphones’ en caso de que China decida endurecer las cuotas de exportación de esta materia prima.

Aunque EEUU compre desde China más mercancías de las que vende al gigante asiático con una diferencia de 375.000 millones de dólares, en el ámbito de los servicios la situación es contraria.

EEUU vendió a China sus servicios por un valor total de 58.000 millones de dólares, mientras que recibieron los servicios chinos por tan solo 18.000 millones. Más de la mitad de esta suma, según los datos de la Oficina de Análisis Económico de EEUU, se debe a los servicios educativos y turísticos.

En el ámbito del turismo China puede infligir un daño significativo a EEUU y ya se está observando una disminución en el número de turistas chinos en EEUU.

Por lo cual, las autoridades Chinas definitivamente tienen influencia sobre el negocio estadounidense en el país. Sin embargo, las propias empresas estadounidenses se verán mucho más afectadas por las tarifas implementadas por EEUU, y eso ocurrirá sin la participación del Gobierno chino, afirmó a Sputnik el especialista de estudios financieros de la Universidad Popular de China, Lui Ying.

“El 73% de las mercancías afectadas por las tarifas son transicionales, por lo cual estas tarifas infligirán daño no solo a China, sino al propio EEUU. El centro de estudios y fomento del Consejo Estatal de China publicó un informe en el cual se afirma que las mejores cinco compañías de cualquier industria china son empresas con capital extranjero.

Además, en 21 de las 28 ramas principales de la industria el capital extranjero tiene un estatus mayoritario. La industria del vidrio y la fabricación de ascensores están bajo control extranjero. 11 de las 18 compañías fabricantes de electrodomésticos tienen capital extranjero. 150 empresas cosmetológicas y el 20% de la industria farmacéutica también están en manos de capital extranjero”.

 Lui Ying, especialista de estudios financieros
Por su parte, la profesora honoraria de la Universidad japonesa de Kyorin, Umada Keiichi, dijo lo siguiente.

“En caso de haber un escalamiento de represalias entre China y EEUU el asunto podría ir más lejos que las tarifas de importación y podría llegar hasta otras medidas que no se usaron antes.

China tiene ‘secuestrados’ los bonos de la tesorería estadounidenses por un valor de un billón de dólares . ¿Qué hará EEUU si China le amenaza con vender un gran volumen de estos bonos? Supongamos que China decide vengarse y echar al mercado los bonos del Tesoro de EEUU. Ello infligirá un tremendo daño a la economía de EEUU, ya que, a largo plazo, las tasas de interés se dispararán. 

Es el escenario más temido por los participantes del mercado que lo ven como uno de los factores de riesgo para la economía mundial”.

El presidente de EEUU insiste en que las tarifas estadounidenses funcionan y amenaza con imponerlas a todas las importaciones chinas si el gigante asiático no hace concesiones en su política comercial e industrial.

¿Pero es cierto que las guerras comerciales ayudarán a hacer EEUU grande de nuevo?

“Todo el mundo necesita la mercancía china, así que claro está que China podrá encontrar otros mercados.

Pero es poco probable que sea posible encontrar un mercado igual de grande que el de EEUU porque las posibilidades de China para ampliar sus mercados también tienen un límite.

Al fin y al cabo, EEUU es el mayor consumidor del mundo y la influencia sobre China será significativa, puesto que no hay otro mercado como el del país norteamericano.

Pero hay que admitir que EEUU tampoco podrá encontrar un mercado igual de grande que el chino para sus mercancías”.

Wang Zhimin, Director del Centro de Globalización y Modernizción del Instituto Chino de Economía Externa y Comercio
“La estrategia de Trump de amenazar, sancionar, imponer tarifas y ejercer presión diplomática sobre otros Estados con la esperanza de “hacer EEUU grande de nuevo” empieza a desmoronarse.

Por si fuera poco el hecho de que los oponentes principales de EEUU en la guerra comercial global —China y la UE— no piensen rendirse, los aliados de EEUU de la región del Pacífico empiezan a formar una coalición económica en su contra.

Trump logró lo imposible: ahora los enemigos de Pekín están dispuestos a ponerse de su lado. La actual Administración está perdiendo amigos y se está creando nuevos enemigos, lo cual puede acabar mal para el país norteamericano”.

Iván Danílov, Analista independiente ruso

Según Nguyen Minh Tam, experto vietnamita en problemas militares y políticos internacionales, EEUU se ha topado con la gran bancarrota de la estrategia de dominio global:

“Hoy en día el liderazgo de EEUU se sustenta solamente en el dólar como la divisa mundial producida exclusivamente por su Reserva Federal.

En cuanto los demás países comiencen un comercio basado completamente en sus propias divisas ignorando el dólar, vendrá el fin del dominio de EEUU. Obviamente, el país norteamericano por ahora también tiene otras maneras de salvaguardar el “liderazgo mundial”.

Pero con el crecimiento de otras economías: la rusa (a pesar de la guerra de las sanciones desatada en su contra), la china, la japonesa, la india, la europea y las demás, la época del dominio del dólar llegará a su fin tarde o temprano”.

El experto del Instituto ruso de estudios estratégicos, Viacheslav Jolodkov, opina que “el mundo empieza a entender que mientras Trump esté haciendo que “EEUU vuelva a ser grande”, los demás no pueden quedarse de brazos cruzados.

Los principales socios de EEUU en la región del Pacífico —Japón, Corea del Sur, la India y Australia— ya están debatiendo la creación de un nuevo bloque económico junto con China. Hasta hace poco esto era algo inimaginable. La nueva alianza comercial asiática podría formarse ya para finales de este año.

Cada uno de los Estados miembros de esta alianza tiene un determinado grado de vulnerabilidad ante las sanciones económicas que Washington prefiere enmascarar como tarifas.

Pero todos juntos, estos Estados son una fuerza capaz de infligir un daño inaceptable a las compañías estadounidenses. Consecuentemente, podría darse la situación en la que Washington se quede solo contra el resto del mundo”.

IRÁN SIGUE LUCHANDO CONTRA EL EMBARGO PETROLERO
Los consumidores chinos del crudo persa comienzan a emplazar sus cargamentos en los buques de la compañía National Iranian tanker Co (NITC) para asegurar un suministro incesante en el contexto de las sanciones de EEUU contra Irán.

Eso muestra que China, el consumidor más grande del petróleo iraní, piensa seguir comprándolo del país persa a pesar de las sanciones estadounidenses.

Ya que China es también uno de los consumidores de crudo más grandes del mundo, incluida la nafta de esquistos de EEUU, el gigante asiático puede usar la carta iraní como una herramienta de presión adicional contra el país norteamericano, aseguró a Sputnik Ji Kaiyun, experto de la Universidad china del Sudoeste.

“El crudo iraní es muy importante para China y la complementariedad de los dos países en el ámbito de carburos es alta. Pero Irán depende de China más, puesto que es difícil encontrar otro mercado similar para vender su mercancía, mientras que China puede seguir comprando el petróleo en otros países.

Además, tanto China como Irán se oponen ahora a EEUU. Por eso no tiene sentido para ninguno de los dos países renunciar al apoyo mutuo. En cierta medida, el comercio del petróleo entre China e Irán es un boicot al país norteamericano que está violando las normas de la OMC”.

Mientras tanto, a pesar de la amenaza de posibles sanciones, África no renuncia a la cooperación con Irán. Así, en el Consejo para la Cooperación Económica entre el continente africano e Irán se propone intercambiar los hidrocarburos por oro.

En una entrevista a Sputnik el director del Consejo, Hasan Josrowjerdi, destacó que a pesar de la presión de EEUU hay países que no temen comerciar con Irán:

“Hay países que no seguirán las órdenes de EEUU y están dispuestos a comprar el petróleo persa. Más aún, los hay que están listos para pagar con oro. El oro sirve como garantía de la divisa nacional y puede fortalecerla.

Por eso hemos propuesto intercambiar mercancías por oro. Gana, Sudáfrica y otros Estados africanos tienen reservas de oro. En caso de que tengan interés, estamos dispuestos a intercambiar el petróleo por oro”.

Por su parte, el experto iraní en temas de energética, Seyed Saíd Mirtorabi, señaló en una entrevista para Sputnik que debido a las sanciones, Irán recurre a otros métodos de pago en contratos internacionales.

“Los detalles de este plan dependen de los países a los cuales Irán vende su petróleo y del potencial de venta de oro que tienen estos países.

Actualmente, en el contexto de las sanciones y la dependencia del dólar que tiene la economía mundial, Irán puede exportar a otros países una gran parte de sus mercancías a cambio del petróleo y el dólar.”

“Las sanciones de EEUU dificultan la obtención del dólar por parte de Irán. En esencia, los países bajo sanciones pueden comerciar en divisas alternativas o intercambiar mercancías.

Ahora las transacciones se realizan en euros o divisas nacionales. En cuanto al intercambio de mercancías, Irán ya tuvo esta experiencia durante la guerra con Irak. Vendíamos el petróleo a cambio de mercancías. También comerciábamos tanto con países desarrollados, tales como Japón, como con los que están en vías de desarrollo”.

Según el experto, ya en los años 2000 se observó una tendencia en el comercio internacional a usar el oro como medio de pago. Ahora, ya hay Estados que recurren a este modo de pago porque perdieron la confianza en el dólar como moneda mundial.

A su vez, Irak tampoco tiene la intención de renunciar a la colaboración con Irán e infligir así daño económico a sí mismo.
El exdiputado del parlamento iraquí, Ibrahím Rukabi, afirmó en una entrevista a Sputnik que las acciones de EEUU se parecen a un chantaje:

“Los estadounidenses tienen problemas en las relaciones con Irán, especialmente ahora por el acuerdo nuclear. Pero eso no quiere decir que Irak tenga que estropear sus relaciones con Irán.

Es nuestro vecino y tenemos una colaboración establecida a muchos niveles: el económico, social y religioso. Si rompemos unas relaciones bien establecidas habrá una crisis.

Sin ir más lejos, imagínese que dejemos de importar desde Irán productos alimenticios, frutas y verduras. Nuestros mostradores se verán más vacíos.

También muchos turistas persas vienen a Irak, lo cual es muy importante para nosotros. Así que los estadounidenses están llevando a cabo una auténtica política de chantaje“.

Irak tiene su propia cara y una posición bien definida. No será un sirviente para los intereses de EEUU, no somos una coloniaNo romperemos nuestros lazos con Irán.
 Ibrahím Rukabi, exdiputado del Parlamento iraquí
¿RENUNCIA AL DÓLAR EN EL COMERCIO DEL PETRÓLEO?
En junio de 2018 los economistas del Banco Mundial constataron que el proceso de desdolarización en el mundo ya comenzó y no se puede parar. La renuncia al dólar por parte de los mayores exportadores de petróleo será un importante empujón para el cambio del sistema financiero y reforzará la tendencia mundial hacia la desdolarización.

¿Están dispuestos los mayores exportadores del petróleo en los países del golfo Pérsico a renunciar también al uso del dólar?

El miembro del Comité Consultivo del Consejo de Cooperación entre países árabes del golfo Pérsico, Abdel Aziz Arayar, dijo a Sputnik que los Estados árabes no tienen la necesidad de renunciar al dólar:
“No creo que los países del golfo Pérsico tengan la necesidad de pasar a los pagos en divisas locales. Son unas divisas muy fuertes y están atadas al dólar. Lo que importa no es el nombre de la divisa, sino que sea reconocida y esté apoyada por una economía fuerte”, dijo el experto saudí.
A su vez, el profesor de ciencias políticas en la Universidad de Catar, Ali Jeil, contó a Sputnik que los países del golfo Pérsico dependen del dólar en distinta medida.

“Por ejemplo, el dinar kuwaití no está atado al dólar. Por eso este país apoya activamente la idea de crear una divisa nacional única para el golfo Pérsico. Pero, las monedas de los demás países de la región se hicieron rehenes del dólar”.

“Ya hace mucho que el golfo Pérsico vive del sueño por un dinar único. Durante muchos años la gente de estos países ha abogado por la introducción de una moneda única”, dijo Ali Jeil.

Según el experto, en caso de introducirse una moneda única habrá un efecto económico notable de como mínimo un 30%. Muchos problemas económicos y ‘enfermedades crónicas’ desaparecerán por sí mismas.

El economista egipcio Muhamed Abdel Jawad afirmó que al tomar una decisión conjunta los países del golfo Pérsico podrían renunciar al dólar.

“Es muy complicado abandonar el dólar uno solo. Pero si los países del golfo Pérsico decidieran hacerlo conjuntamente al introducir una moneda única, ello tendría un enorme efecto y supondría un empuje hacía el progreso. Este paso convertiría al golfo Pérsico en uno de los líderes económicos mundiales”.

“Los países europeos se unieron en la Unión Europea que incluye 42 idiomas, diferentes religiones, distintos cursos políticos, monarquías y repúblicas. Y ahora se inventaron su propia moneda, el euro, que compite con el dólar y en muchas ocasiones lo supera”.

“Si los países del golfo crearan una divisa única, el dólar temblaría”
— Muhamed Abdel Jawad
Los expertos están convencidos de que el dominio del dólar en el sistema financiero mundial seguirá disminuyendo

Al mismo tiempo, cuando las sanciones estadounidenses y su presión empiecen a causar problemas a escala global podría plantearse una reconsideración de todo el sistema de relaciones internacionales.

Al final, el principal error de cálculo cometido por Trump es que su eslogan de ‘America First’ (EEUU primero) se transformó en ‘America Alone’ (EEUU aislado).

Sputnik

Deja una respuesta