Muerto en vida

Por Juan TH

                                                                                                                         

“Yo me muero como viví”.

                                         Silvio Rodríguez.

Hay que vivir coherentemente con la vida,

fiel a las ideas que sustentaron la existencia,

leal a las causas que se abrazaron un buen día,

defensor a ultranza de los principios que le dieron vida a vida,

trotamundos de la palabra empeñada en toda la tierra,

sin esperar recompensa,

sin ponerle precio a los ideales,

ni esperar retribución mercenaria

El hombre que traiciona sus ideales se traiciona a sí mismo,

abandona su razón de ser y de existir.

El hombre que ignora su pasado,

que lanza sus raíces al olvido,

que se rinde ante el calendario al verse en el espejo

que pierde la esperanza en el otoño que le cubre el pelo,

que mira su reloj biológico con nostalgia,

que no tiene fe en el porvenir,

es un hombre muerto sin saberlo,

No se entera de su funeral porque nadie asiste.

Hay que vivir coherente con la vida

para vivir más allá de la propia vida.

Mueren con dignidad en los brazos de la historia,

los hombres que viven con dignidad.

Deja una respuesta

17 − tres =