Ministerio de la pobreza

Como he explicado en distintas ocasiones el “PIB 2.0 – Pacto por la productividad” es la fórmula de la “Teoría de la Desigualdad” que con el mismo nombre de la fórmula publiqué en el mes de abril de 2014 y luego como tal en el mes de noviembre de 2016. Trata sobre el aumento del empleo y disminución de la pobreza partiendo de la riqueza material (bienes y servicios) para reducir la desigualdad en términos absolutos en base la colaboración público-privada.

Lo que ha existido y lo que hasta ahora existe son “remedios aleatorios de pobreza y desigualdad” a falta de una fórmula y plan de acción que pueda combatir ambos flagelos con eficacia donde al parecer la Teoría de la Desigualdad sería la excepción de la regla, vista su publicación a nivel nacional e internacional y posteriores artículos que he escrito sin argumentación contraria.

En un foro sobre transformación económica celebrado en abril de 2016 el Secretario General de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) evaluó el crecimiento económico en el continente durante los últimos 10 años, y ponderó la paradoja de que aunque dicho crecimiento no había tenido precedentes, la región seguía teniendo la mayor proporción de pobreza en todo el planeta; que era necesario un proceso de industrialización, el cual señaló no solo producir bienes manufacturados sino transformar el sistema económico para tale fines, lo que en cierta forma coincide con la Teoría de la Desigualdad, con la salvedad de que la productividad o producción en general se complementa con los servicios de los sectores público y privado como punto de partida para tratar los temas de pobreza y desigualdad sin necesidad de transformar el sistema económico, solo partiendo de la fórmula “PIB 2.0 – Pacto por la Productividad” implícita en la teoría junto con un plan de acción que indicaremos más adelante.

El Listín Diaro de fecha 28/6/16 reporta el estudio “Mejor Prestación de Servicios para el Crecimiento Inclusivo de la República Dominicana” realizado por una misión de expertos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), a solicitud del Ministerio de Administración Pública. Plantea el tratamiento de la planificación, a través de unidades regionales integrales; y el establecimiento de mejores y más efectivos canales de comunicación interinstitucional, como forma de lograr un crecimiento más inclusivo en la República Dominicana. El estudio habla de todo (programas sociales, desburocratización estatal, duplicación de funciones, etc.) menos de como generar riqueza material, para lo cual el Estado tiene que comportarse como un sector económico como otro cualquiera, como planteamos. Todo se reduce a la retórica burocrática o plática de escritorio paralela a los sectores productivos de valor agregado como generadores de riqueza y proveedores de servicios en mayor grado.

De acuerdo con Diario Libre de fecha 24/10/16 representantes del sistema de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) afirmaron de que a pesar de que durante los últimos años en el país se ha registrado una disminución lenta de la pobreza por el crecimiento económico, la desigualdad social sigue siendo uno de los grandes desafíos de la República Dominicana. Eso es cierto, sin embargo el PIB 2.0 – Pacto por la Productividad y/o Teoría de la Desigualdad contempla la fórmula o variables sobre generación de riqueza, aumento del empleo y disminución de la pobreza para reducir la desigualdad en términos absolutos. Las tres variables engloban los sectores público y privado. Sin el concurso de esos sectores resulta cuesta arriba lograr metas y objetivos en materia de pobreza y desigualad cada año. De no ser así todo es una utopía o una nueva forma de perder el tiempo.

A diferencia de la “Teoría de la Desigualdad” la propuesta del PNUD es como sigue: una política fiscal progresista que haga que no se penalice el pobre en materia tributaria a través del impuesto del valor añadido o del Itbis para lograr el cumplimiento de la agenda 2030 en materia de reducción de la pobreza. Si se consigue que con una política fiscal adecuada y progresista se haga que paguen más los que más tienen naturalmente la distribución de la renta también tendrá un efecto proporcional que corrija las desigualdades sin duda alguna. Como el lector podrá notar, sin duda alguna se trata de un ejercicio o programa de escritorio para enfrentar la desigualdad desde su raíz…o la raíz de la desigualdad que no han podido encontrar a falta de una fórmula, lo que convierte la sectorial propuesta del PNUD en burocrática, por no decir traumática.

 

Deja una respuesta