Memoria de un apóstol de la enseñanza

Por Nelson de León

Enriquillo de León Frías fue un gran educador a lo largo de toda su vida. Un hombre de un espíritu emprendedor, un luchador incansable que  hizo grandes aportes durante su magisterio en la era de Trujillo, y posteriormente, llegó a fundar la Asociación Dominicana de Profesores, la ADP, junto con varios profesores, incluyendo a su hijo, mi hermano mayor (con mucha honra y orgullo) Enrique de León (Enriquito).

A continuación presento varias fotos de mi padre en algunas actividades dando inicio a la puesta en ejecución de las escuelas normal nocturna, una creación de mi papá en 1950, con el apoyo del entonces ministro de Educación, el doctor Joaquín Balaguer, quien aparece al lado de mi padre en algunas secuencias fotográficas.

Además, doy a conocer un artículo escrito el 27 de enero del año 1987 por el doctor Washington De Peña, ya fallecido, donde pondera la iniciativa de mi padre de crear los liceos nocturnos que posibilitó que él mismo y miles de jóvenes de la época, obreros, trabajadores y empleados que no tenían oportunidad de estudiar de día se hicieran bachilleres estudiando en horas nocturnas y luego hacerse de una carrera universitaria.

Dejo esto en manos de la memoria histórica dominicana.

Deja una respuesta